sábado, 24 de abril de 2010

HABAS Y CRIADILLAS.

La vida en el campo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.
Una de las ventajas es que puedes producir parte de tu alimentación, y yo cultivo un pequeño huerto absolutamente ecológico: El único fertilizante es el estiércol y contra las plagas, el garrote de mi abuelo.
Pues he recolectado las primeras habas de la temporada. Hace apenas unos días, con un mes de retraso, aparecieron las primeras flores y con el buen tiempo se han desarrollado a una velocidad increíble.
Las primeras las cojo cuando apenas miden ocho o diez centímetros y aún no han cuajado los granos. Esto es un auténtico lujo, en el mercado no las hay.

Entre los inconvenientes hay uno realmente molesto: No hay reparto de correo y tengo que alquilar un apartado de correos e ir regularmente a recogerlo.
Pues bien, en la esquinita de Correos se coloca un paisano de los que todavía se recorre los campos recolectando hierbas que luego vende en susodicha esquinita. Allí se encuentran espárragos, poleos, cilantro, aceitunas, cardillos (tagarninas), hierbas medicinales y, hace unos días, ¡Las primeras criadillas!.
De nombre científico "Terfezia arenaria", son unos hongos -que no setas- propios de los arenales próximos al berrocal y pertenecen a la familia de las trufas. Se encuentran por toda Extremadura y tengo noticias de que también en Córdoba.
Desde luego aquí son muy apreciadas. Las hay en conserva aunque a un precio bastante elevado. Si las veis en alguna tienda de gourmet, compradlas, no os arrepentiréis (Ni os arruinaréis).
Yo lo que hago es congelarlas y me gusta prepararlas algún día por la Navidad.

Un puñado de habas lo empleé en preperar unos "peces de huerta" y el resto lo anduve regalando entre parientes y amigos.
Ahora os cuento qué son los "peces de huerta":
Preparar un caldito con agua, sal, una punta, o un hueso de jamón, una zanahoria, una cañita de perejil.... Colar y hervir en él, durante un minuto, unas habitas tiernas (La vaina, antes de que haya cuajado la semilla). Dejar templar y secar con papel absorvente o un paño de cocina.
Pasar por harina y huevo batido y freir en aceite de oliva muy caliente.
Esta preparación hay que hacerla por turnos, en caso contrario, el que las hace no las prueba.
Para conseguir hacer la foto tuve que atrincherame en la cocina y defender el plato como un héroe.

En muchos sitios de Portugal los hacen con judías verdes, pimiento, zanahorias, etc. Los llaman "peixe da horta" o "peixinhos da horta". Pero esos SI llegan a la mesa.

20 comentarios:

Angelillo dijo...

Y pensar que estas comidas fueran detestadas por los pitagóricos...

Por cierto, ya que te veo en el huerto, es cierto que estas leguminosas actúan de fertilizantes del suelo? Se lo escuché a un viejo de mi aldea y no sé a ciencia cierta si es verdad...

Un saludo!

Valdomicer dijo...

Angelillo:
Los pitagóricos no detestaban las habas, al contrario, les tenían un respeto místico. Aunque eran vegetarianos no las comían, utilizaban las semillas secas para contar (¿Te suena lo de "habas contadas"?) o para reflexionar sobre las propiedades de los números. Así descubrieron las propiedades de los números triangulares o cuadrados.
El viejo de tu aldea o de cualquier aldea es un sabio, debes hacerle caso en lo fundamental loa accesorio será puro adorno.
Efectivamente: Las leguminosas tienen en sus raices unos abultamientos o nódulos (puedes comprobarlo arrancándole a tu doña unos alhelíes de la maceta, aunque te quedes sin postre) en los cuales, mediante simbiosis, viven unas bacterias del género Rhizobium que absorven el nitrógeno atmosférico y lo fijan al suelo.
Es muy frecuente ver grandes extensiones de terreno sembrados de lupinus (altramuces) y que están floridos estos días.
Un abrazo.

Angelillo dijo...

Qué interesante lo de los pitagóricos, de todos modos pensaba que lo de las habas era tabú por lo de la metempsicosis.

Y sobre lo de las habas, le he preguntado a mi abuela, muy ducha en esas cosas: en mi aldea gallega suelen hacer la rotación de leguminosas con otros cultivos porque efectivamente abonan el suelo. No sabía que la fijación del N lo hacían esas bacterias... tendré que buscar más información!!

Ah, se me olvidaba lo del email:
angelleiden@hotmail.com

Un saludo y gracias por tu información siempre interesante.

Elvira dijo...

No me parece nada raro que tengas que atrincherarte en la cocina para fotografiarlas jajaja es que deben ser tan buenas que deben desaparecer como por arte de magia!!! Besos

SEFA dijo...

Las habas me gustan mucho, peo tengo que probar tu receta, saludicos.SEFA

Nina dijo...

Estos son los famosos herretes que llevamos a la Romería de los Remedios. Peces de huerta los llamas tú. Están estupendos ...¡Me entusiasman! y a mis amigos también...
Un abrazo.

Celes dijo...

Que interesante esta entrada que has puest.....Nunca habia visto esta receta.

Bsss

Pedro dijo...

¡Lo que se aprende visitándote! Me ha gustado lo de los peixes, lo probaré con judías verdes.

swyx dijo...

Y lo del apartado de correos te parece un inconveniente? Si gracias a eso le compras al tío Baldomero -por bautizarlo de algún modo- productos agrestes del todo fiables...

Pasando a las habas, tengo que decir que nunca las había visto cocinadas así -vamos, con corfa (piel, funda, vaina)- y, bueno, no creo que las vea estando en Inglaterra... lo más usual por mi tierra (la natal, no la de adopción, cuidao), es hacer las habas fritas y comerlas con longaniza (salchicha) frita también, lo que se conoce como un "blanco con habas" o freirlas con ajetes tiernos para luego hacerlas revueltas con un par de huevos. Sea como sea, unas viandas que, je, este año, no voy a probar ni por asomo...

Mari Carmen dijo...

O sea, que si te descuidas no llegas a la foto y a catarlas, jajaja. Mi padre, a esas habitas tiernas como las tuyas, siempre le ha dado salida. Se come el grano y las vainas vacías las hace en revuelto. Aprovechado, como verás. Besitos.

Valdomicer dijo...

Elvira:
Se trata exactamente de eso.
Hay que organizarse y hacer turnos: Mientras uno guisa, otro come y luego se da la vuelta.
Elemental.
Besos.

Valdomicer dijo...

Sefa:
Prueba, prueba. Pero esto tiene que hacerse con habas muy tiernas, sin granos.
Besos.

Valdomicer dijo...

Nina:
Por lo que recuerdo de tu receta, después llevaba una salsa o escabeche. También muy ricos.
Besos.

Valdomicer dijo...

Celes:
Me alegra que te gustara. Gracias.
Besos.

Valdomicer dijo...

Pedro:
Vamos, Pedro que acudes a vistarme por las clases gratis ¿Eh?.

Puedes seguir vininedo, que vas a por la matrícula de honor.
Abrazos.

Valdomicer dijo...

Swyx:
¡Qué pena!, que no puedes catar esas cosa este año.
Tienes que mirar en las estanterías de las verduras, que seguro encuentras habas.
Abrazos.

Valdomicer dijo...

Mari Carmen:
La cuestión es precisamente no descuidarse en ningún momento.
Besos.

Nora dijo...

Pues mi madre me preparaba así las habas en el pueblo. Hace algunos años ya.. cuando lo de comer cualquier cosa de color verde era un castigo. Seguro que ahora me encantan.

AUTODOLOR dijo...

Hoy (ahora) estoy cocinando una tortilla de habas tiernas.
Tras pelar las habas de sus vainas, las hago hervir con agua y un poco de "caldo de carne de pastilla"... y una pizca de salsa de soja, que no sea dulce...Las chinas son mejores.
Luego, en unos 10/15 minutos, las meto en un colador para que suelten el agua.
Tras eso, las sofrío un poco, que queden poco doradas...añadir al huevo batido, un poco de ajo rallado y su sal y pimienta.
Pero, por supuesto, voy a probar eso de los "peces de mar", que soy buen gourmet.
Cúanto sabían nuestras abuelas o padres.
Nada debe desperdiciarse.

AUTODOLOR dijo...

Epppa!! "Peces de huerta" :D