viernes, 10 de abril de 2009

REGRESO A LA RUTINA

Desde el día 24 de Marzo hasta hoy han transcurrido 16 días. Medio mes largo.
Han sido días muy largos. Mi madre se puso enferma y hubo que ingresarla en una clínica donde ha permanecido cinco días. Despues, Cáceres se convirtió en la ciudad mundial de la filosofía y me tocó, como siempre, ser notario audiovisual del evento.
Despues vino el turno del marcapasos para la pobre mamá. El cardiólogo dijo que, dada su calidad de vida, y a pesar de sus 93 añitos de nada, merecía la pena el riesgo y, lo ha merecido. Ha quedado como a los quince.
Por último, el ordenador ha sufrido un ataque de Alzheimer (falta de memoria) y lo he llevado al taller por 24 horas. Lástima que el criterio de los mecánicos no coincidía con el mío y se ha prolongado en lo que, para mí, han sido nueve días. El mecánico insiste en las veinticuatro horas. No creo que lleguemos a ningún acuerdo.
El caso es que según el mecánico esto va ahora "como un tiro". Él sabrá.

Haciendo memoria:
Había ofrecido mi espacio para que quien quisiera, expusiese sus fetiches. Será porque ya no hay fetiches, o que son lo suficientemente deshonestos como para evitar hacerlos públicos; pero no hay ninguna oferta.
También lo había ofrecido para las recetas y aquí, parece ser que la cosa ha tenido mas éxito. Así que, a renglón seguido, publicaré la primera a pesar de que dentro de unas horas tengo que ir al aeropuerto de Barajas a recoger a los ingleses que vienen a pasar unos días (según mi particular manera de verlo, no pasará de unas cuantas horas).
Voy a estar muy liado.
Luego mi madre dirá aquello de: "Tu, como estás jubilado, y no tienes nada que hacer....". Esto de la jubilación es muy estresante y además, no hay vacaciones.

2 comentarios:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Jajajajajaja, que graciosa coincidencia... ¡el amigo Pedro Montoro dice exactamente lo mismo!... es que los dos son unos quejosos, jajajajaja.

Valdomicer dijo...

Pedro es un recien llegado a esto. Yo voy ya a por el segundo trienio.
¡Eh!. No es coincidencia, se lo he plagiado indecentemente.
Pedro, nos vemos en los tribunales.