viernes, 5 de junio de 2009

UNA VISITA INESPERADA

Esta mañana se nos ha presentado en casa.
Las perras se han puesto a ladrar con auténtico enfado, hemos salido y hemos visto al intruso, un bebé de erizo. No son extraños, suelen aparecer a comerse el pienso de las perritas, pero siempre con nocturnidad. Sabemos que han estado aquí porque acostumbran a dejarnos algún recuerdo.
Este pobre desgraciado debe haberse emancipado esta misma mañana (En vez de quedarse en casa de sus padres hasta los 35) y andaba por ahí bastante despistado. Nada más acercarnos se ha hecho una bola, lo hemos recogido y le hemos puesto un puñado de pienso de los gatos y agua. Ha deshecho la bola y se ha dedicado con empeño a beber pasando olímpicamente del pienso en detrimento de la integridad de dos hormigas despistadas que pasaban por allí en ese momento. Los gatos se le han acercado, pero no le han encontrado ningún atractivo, así que se han comido el puñado de su pienso y se han ido a otro sitio. Haciendo desprecio de nuestra hospitalidad y después de haber descansado, ha continuado su camino perdiéndose entre la hierba. ¡Que te vaya bien en la vida! y vuelve cuando quieras.

25 comentarios:

ana dijo...

Que lindoooooooo.

Que fotos más chulas.

Gracias por compartirlo.

Otro besito muy fuerteeeeee.

Valdomicer dijo...

Ana:
¿Has visto? Pues ni se te ocurra tocarlo. Por eso las perras estaban tan enfadadas, porque en cuanto acercaban la nariz se llevaban unos pinchotazos de miedo.

Visita esta página:
http://www.ateneodecaceres.es/Ateneo/modules.php?name=News&file=article&sid=2214
Es la entrega de premios del concurso de pintura.

Abrujandra dijo...

Esas visitas inesperadas, qué sorpresa, con lo hospitalarios que han sido y él, tan pinchudo, pero de seguro aparecerá nuevamente. Me ha dejado pensando en eso de quedarse en casa con sus padres hasta cumplir los 35, tengo tres de esos, aún no con 35, pero tres hijos ¡Cuánta incertidumbre!

Inmaculada (Adi) dijo...

Es una preciosidad. A mi me da una pena tremenda cuando los veo en la carretera muertos... es inevitable, lo sé, pero no puedo evitarlo, tengo una empatía tremenda con todas las criaturas grandes y pequeñas...

Suerte que entró en vuestra casa, si entra en la de otros que yo me sé, la historia no hubiera sido la misma.

Hay mucho indeseable suelto por ahí que disfruta haciéndole daño a los seres indefensos, animales y humanos.

Un saludo.

Valdomicer dijo...

Abrujandra:
Seguro que aparecerá; pero no se dejará ver tan facilmente.
Lo sorprendente de esta caso es que apareciese de día, son animales noctámbulos.
Los hijos.... Si hubiesen tenido hijos a las mismas edades que los tuve yo, ya tendría, por lo menos seis nietos y no tengo ninguno (que yo sepa).

Valdomicer dijo...

Adi:
Es que al ser animales noctámbulos se deslumbran con los faros de los coches y no pueden defenderse. Es más se creen protegidos por la luz.
Supongo que ya sabes que vivimos en el campo, así que en la casa no entró. Y menos mal que no entró porque, no lo había dicho...¡Venía llenito de pulgas!.
Y no te creas, no es tan indefenso, tiene una buena coraza.
Eso sí el cuarto de hora que estuvo por aquí, nos lo pasamos estupendamente.

Valdomicer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Qué ternura de bebé erizo!, tan chiquitito y con tanta "personalidad".
¿¿Hasta los 35??... pero... ¿hasta qué edad viviste con tus padres, amigo Valdomicer?, jajajaja.

Nina dijo...

A mí también me da lástima tanto animal que se come el asfalto. Los erizos son más comunes, pero cuando veo alguna jineta u otro bichino de los que ya van escaseando, es que hasta lloro.
¡Que salaíno tu post!
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Chuquis:
Tomad nota de lo que se dice por aquí: "Vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos".

Valdomicer dijo...

Nina:
¡Caramba!. Mi intención no era apenar al personal, sino todo lo contrario.
Anímate pensando que cada día hay más respeto por la vida.

swyx dijo...

Por esta zona no hay muchos erizos pero yo he visto (y he cogido) dos o tres. El truco está en cogerlo por debajo de las púas. Así no te punchas. Aunque te puedes llevar un mordisco si tiene mala leche el sujeto. Pero bueno, no es lo normal.

Pasando a la parte trágica que han sacado algunos de los comentaristas anteriores, debo decir que también me apena mucho ver animales en el asfalto. El que sea. Vivo en el monte y no sabéis la de sapos que encuentro en el camino que va de la carretera a mi casa. Como dice Valdomicer, no pueden defenderse y más que protegidos, yo creo que se quedan tontos (como hipnotizados) mirando la luz y por eso se quedan quietos. No sé. Lo que sí sé es que el otro día, volviendo a casa de noche, bajé del coche a apartar un sapazo enorme que pesaría como una cuarta de kilo del camino para no pisarlo con el coche. Pero que luego vimos un conejo que pesaría un par de kilos largos. Vamos, que esa noche fue de encuentros con la naturaleza. Curioso.

Por cierto, emigro el domingo que viene.

Mari Carmen dijo...

Al campo de mis padres tambien suele venir uno de noche a comer de la comida de los gatos. Mi padre, guantes en mano, a veces lo ha cogido para enseñarnoslo. Ahora mi peque esta deseando que venga uno este verano para verlo de cerca. Besitos.

Valdomicer dijo...

swyx:
Los erizos no suelen dejarse ver y efectivamente no son abundadntes.
Los sapoe esos grandes aquí los llamamos "escuerzos". Tambien hay uno que viene por las noches de verano a comerse el pienso de las perras.
Que te vaya bien en tu trabajo veraniego. Ya nos contarás.

Valdomicer dijo...

Mari Carmen:
Que no se lo pierda tu peque, luego esas cosas se recuerdan para siempre.

Celes dijo...

Que chula la historia!!!

Besos

Valdomicer dijo...

Celes:
¿Verdad que lo es?. Y además, verdadera.
Besos.

Valdomicer dijo...

Para todos aquelos que les gustan los animales, recordad esta entrada:
http://valdomicer.blogspot.com/2008/12/milagro-en-donna-nook.html

swyx dijo...

Así que llamáis ahí "escuerzos" a los sapos esos enormes? Curioso. Aquí en Valencia (por lo menos en mi pueblo y alrededores), escuerzo es el nombre que recibe el macho de la víbora y canta enseguida porque tiene la cabeza perfectamente triangular y casi siempre con una raya o marca negra. Aunque son ciegos -o eso se dice-, mejor tenerlos bien lejos por si acaso.

Y sí, ya iré contando que tal por allá arriba.

Valdomicer dijo...

Swyx:
Hay mucha leyenda respecto a los animales salvajes. Por aquí las víboras son sordas, no ciegas.
Buena suerte en tu aventura.

Pedro dijo...

¡Me había perdido yo esta excelente entrada...! ¡Es que no se puede estar tan liado...!
Me ha encantado este pequeño pero interesante reportaje.
¡Enhorabuena, Valentín!

Valdomicer dijo...

Pedro:
Relájate.
Ya sé que es fácil dar este consejo, mi mujer me lo da a mí a diario la muy pesada.

Por aquí ese tipo de visitas son frecuentes, así que cualquier día verás otra. Mientras tanto ¿Has visto ya la de las focas? Está en:
http://valdomicer.blogspot.com/2008/12/milagro-en-donna-nook.html

María dijo...

Ohhhh, maravilloso, preciosas fotos, gracias por hacerlas y compartirlas con nosotros

Valdomicer dijo...

María:
De nada y a mandar.

Asallam dijo...

Pero que preciosidad. Que maravillas te visitan.