miércoles, 12 de octubre de 2011

ADAFINA.

En mi época activa tenía pánico a las semanas que, como esta, tienen en medio un festivo, porque son semanas de "dos lunes y dos viernes".
El lunes lo dedicas a la puesta en marcha y el viernes a echar el freno. Esto es más evidente cuando trabajas con niños o con jóvenes. Además te ganan por cuarenta a uno.
Pues eso es lo que está pasando esta semana.
Felicidades a todas las Pilares, Pilis, Pilucas, Pilarines, Pilaretas y, aquí en Extremadura, a las Pilarinas.
Normalmente, por estas fechas hay que ir ya echando mano de ropa de algo de abrigo porque debería ir haciendo fresquete. Pero el tiempo se ha vuelto loco y, lo mismo que el verano se resistió a llegar, ahora no quiere marcharse.
He decidido no hacer caso al tiempo y empezar ya con el puchero y los platos de meter cuchara, por eso esta mañana me he puesto manos a la obra. He sacado la olla de cocción lenta que tenía arrinconada desde finales de primavera, he cogido el recetario de cocina sefardí y me he dispuesto a hacer uno de esos platos  que supongo debían de estar presente en las mesas de aquellos tiempos todos los días: La adafina.
La adafina se la conoce como el cocido sin chorizo. Ya sabéis que a los judíos su religión le prohibe comer el cerdo, por lo que el guiso tampoco lleva tocino ni morcilla ni ningún otro producto procedente de dicho animal.
En un principio quise seguir las normas que proponía la receta. Tontería. Supongo que al puchero se le iría echando cualquier cosa comestible que hubiese por las casas, si es que la hubiere.
Por eso, por respetar las reglas me he dado cuenta de que al guiso, casi acabado, le faltaba algo. No digo que no estuviese bueno, no; pero le faltaba algo (con toda certeza, era el chorizo) por lo que he preparado un sofrito que le he agregado al final de la cocción y que ha alegrado considerablemente el guiso y que le ha dado olor festivo a mi cocina.
Otro detalle es que pensaba que con cinco horas de cocción era suficiente y se ha llevado siete. Era la primera vez que hacía garbanzos, para la próxima, ya lo sé.

Ingredientes para la adafina:
200 gr. de garbanzos (peso en seco) remojados durante una noche.
1/4 de gallina.
500 gr. de carne de ternera para guisar. (Jarrete).
Un hueso de rodilla de ternera.
Un nabo.
Dos zanahorias.
Una cucharada de aceite de oliva. Sal.
Tampoco le vendrían mal unas patatas o un puñado de judías verdes.
Para el sofrito:
Un poco de aceite, un par de ajos cortados y una cucharadita de pimentón. (Se puede mejorar; pero esta vez ha sido un remedio de urgencia)
Poner todos los ingredientes en la olla. (El nabo pelado y las zanahorias raspadas). Cubrir con agua caliente y echar la sal y la cucharada de aceite.
Poner el marcha el artefacto y esperar como siete horas.
Aunque se aconseja no destapar, cuando empiece a hervir habrá que espumar el guiso y hacia la mitad de la cocción, agregar el sofrito.
No me esperaba que la gallina soltase tanta grasa, por lo que es conveniente desgrasar antes de servir.
Al hacerse tan lentamente, los alimentos adquieren una textura especial, muy suave y mantecosa y como no llega a hervir, no hay evaporación por lo que no va a ser necesario añadir más agua en nigún momento.
En la olla exprés, cuarenta minutos.

26 comentarios:

SEFA dijo...

Que rico plato de cuchara y que bien me viene para estos dias que se acercan de fri, bssssssss.Sefa

Elisa dijo...

Con chorizo o sin él, un plato estupendo de otoño, donde el tiempo en la mesa camina más despacio.Yo hoy pongo cocido, miedo me da a que se repita el día de ayer. Habrá que hacerlo pronto para que se temple. Un besito Valentin.

Pilar dijo...

Rico, rico y con fundamento...

Feliz día del Pilar!!!

Carmen dijo...

Pues yo estoy encantada con esta fiesta en medio de la semana; ya solo me quedan dos viernes :D

En mi casa gusta tanto el cocido que me lo piden hasta en verano; eso sí despacito y al chup-chup, nada de olla.

La calidad del garbanzo también influye mucho en el tiempo de cocción, su dureza y sabor; yo utilizo el garbanzo blanco lechoso, excelente.

Tu receta, buenísima.

Besos

Contando los sesenta dijo...

La receta tiene buena pinta en tu bonita vajilla. Un día nos podías explicar el principio de la olla lenta. Y, ya puestos, si las venden en España (para los que no tenemos hijos en las grandes bretañas).

Vero dijo...

te digo que nada más verlo, se me han antojado! y aquí hace calor, tela! que ganas de que refresque!

Nora dijo...

Seguro que está delicioso, y lo del cerdo, es que le da un punto a los guisos, jeje. Por cierto, yo no le pongo pegas a esta semana, mañana lunes y pasado viernes...
Un besito

Tita dijo...

De 7 horas, a 40 minutos, por muy expres que sea...tiene que haber diferencia...

En todo caso siempre mi madre me ha dicho (y ya sabes que esas cosas van a misa) que la legumbre (en especial los garbanzos) se salan siempre una vez cocidos, para que no quede duro...

Prueba la proxima vez a salar al final

Besos

wivith dijo...

Hola Val.
Me encanta este guiso.
Cosher, lo que se dice cosher no es por llevar precisamente el chorizo pero, oye, que nosotros no seguimos ni el Talmud, ni la Misná ni la Torá así que no tenemos problema por añadir un chorizico que es una gran verdad que alegra el plato un montón.
Lo dicho: Me encanta.
Yo también soy una enamorada de los platos de cuchara.

Pochoncicos.

Pedro dijo...

¡Y da gracias que puedes poner el pimentón de La Vera, que le dará un saborcillo parecido al chorizo...!
¡Pero un cocido sin gorrino...!
Abrazo de oso (con madroño)

Mari Carmen dijo...

Pues sí, seguro que estaría rico, pero creo que con la alegría del cerdo lo está más, jajaja. Besitos.

Canoso dijo...

Tiene muy buena pinta, pero debe dar unos sudores... Con los calores que todavía sufrimos yo esperaré un poco para probar esta receta.

Abrazos

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Si señor es un buen guiso y si llevase chorizo, ya sería la repera.

Yo ya tengo un cazuelo lleno de caldo para ir tirando de él.

Un beso

Valdomicer dijo...

Sefa:
Ya estábamos deseando que llegase el tiempo del puchero.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Elisa:
Cocido para el día de fiesta, que luego pueda haber siesta.
Buena idea.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Pilar:
Más fundamento si lleva chorizo (y tocino, y morcilla).
Un besino.

Valdomicer dijo...

Carmen:
A mí también me vino de perlas la festividad en miércoles. Nos fuimos a Portugal de compras.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Contando los sesenta:
La "bonita vajilla" se limita a esos dos platos, para hacer las fotos.
La olla de cocción lenta no la he visto en España en ningún sitio. Las hay con regulador de temperaturas (para bajas y altas temperaturas) pero son muy caras. Además tienen la cazuela metálica, y la mía es de cerámica.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Vero:
Ya está refrescando.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Nora:
Y ayer viernes... y anteayer lunes.
Lo bueno de vivir jubilados es que te da igual el día de la semana. Menos los domingos que toca paella.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Tita:
Tu madre tiene toda la razón. Y que no te oiga mi mujer porque además me reñirá.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Wivith:
Pero es que esta plato es sefardí. Se define como el cocido sin chorizo y, si no hubiese sido por la cantidad de grasa que soltó la gallina, plato de régimen, oye.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Pedro:
Un cocido sin gorrino, adafina.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Mari Carmen:
Bueno, pero tiene que ser así, sin gorrino.
Un beso.

Valdomicer dijo...

Canoso:
Más sudores da cortar leña.....
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

María Pilar-Cocinica:
Que nooooo, que este es sin chorizo.
Un besino.