domingo, 16 de octubre de 2011

LAS SIETE MARAVILLAS: CALDO VERDE.

Siguiendo con las siete maravillas de la cocina portuguesa, hoy le toca el turno a un plato tradicional llamado "caldo verde".
Lo encontraréis en cualquier rincón de Portugal y lo podéis pedir en la barra de cualquier bar pàra acompañar el vaso de vino. Y es muy raro que no aparezca en los menús de los restaurantes en la página de entrantes.
Se sirve en un cuenco característico hecho de barro llamado tigela.
Es tradición  servirse "uma tigela" la madrugada del primer día del año y plato indispensable en cualquier celebración.
Se trata de un puré, generalmente de patatas o de alubias al que se agrega "couve galega", una especie de berza que veréis cultivada en cualquier rincón del jardín de las casas portuguesas y que nunca falta en la huertas. Es inconfundible y suele llamar la atención. Es una planta bianual que llega a alcanzar un metro de altura a la que se le van arrancando las hojas según van estando maduras. En España, fuera de la raya, no las he visto nunca, aunque hay quien afirma haberlas visto y dicen que se llaman "Berzas gitanas".
En los mercados portugueses las venden ya cortadas, finísimas, del grosor de un cabello, en bolsas de plástico o en contenedores (Más fisnos, oiga usté) como el que se ve en la foto.
El pasado miércoles, día del Pilar, festivo en España, nos fuimos a hacer turismo y, por supuesto compras, a Portugal. Y allí merqué la tigela y la couve ya cortada.
Os voy a decir como lo preparo yo. (Lo digo por si hay quejas).
400 gr. de judías remojadas.
1 l. de caldo de jamón.
Unas hojas de berza o de repollo.
Un hilo de chorizo.
 Hervir las judías en el caldo de jamón hasta que se deshagan. Pasar por el chino (o por la batidora) para convertirlas en puré. Tiene que quedar "clarito", por lo que es posible que haya que añadirle más caldo (caliente). Probar de sal.
Llevar al fuego, echar la berza cortada en  hilos muy finos y dejar hervir suavemente cinco minutos más. Es posible que haya que rectificar de nuevo la sal.
Mientras tanto hemos cocido el pedazo de chorizo en agua, lo hemos dejado templar, le hemos quitado la piel y lo hemos cortado en rodajas.
Servir en cuencos o en tazones con una rodaja del chorizo.
Bien calentito ¿Eh?
Truco secreto del recetario de la bisabuela. (Prometedme que no se lo vais a contar a nadie):
En una sartén poner una cucharada de aceite, agregar una cucharadita de harina, trabajar hasta que dore y echar en el puré. Le dará un brillo y una textura muy agradables.

27 comentarios:

Tita dijo...

¡Que buena pinta, Valdo!
Que cosas, estando en la misma peninsula y que no cultivemos parecido...

Abrazos

Ido dijo...

Cuanto más leo tu blog, más ganas tengo de visitar Portugal, desde hace tiempo ya en la lista de viajes imprescindibles. Por aquí ya empieza a hacer un frío horrible y apetecen estos caldos, así que me lo apunto bien.

Un besote

Nora dijo...

Ya empiezan a apetecer este tipo de guisos, aunque la mezcla de judías y berzas no sea de mis preferidas ;-)
Un besito

Pedro dijo...

No dudo que debe estar rico, pero me quedo con las costillas al horno que tengo hoy para comer.
Y de postre: Tarta de manzana.

Vero dijo...

que rico a ver si empieza a hacer frío y empezamos a tomar platos de cuchara!

Contando los sesenta dijo...

Me -nos- encantan tus recetas de cuchara. En ocasiones, de cucharón.

ODRY dijo...

Un buen caldito, que bien viene y con truco y todo.

Un besote.

Elvira dijo...

Lo del truco ya queda guardado y a nadie más explicado jajaja, con que alegría me tomaba yo un caldo verde!! Ni te imaginas el fresquito que empieza a hacer por aquí!!! Un beso

Calogero dijo...

Nuevo por mi. Yo creo que es una sopa...

Angelillo dijo...

Hoy mismo he comido caldo verde en la misma forma que tú dices: nos ponemos las botas. Un verdadero manjar de la comida portuguesa.

Por cierto, las berzas las encuentras en Galicia, en mi casa teníamos a patadas; mi abuela hacía un caldo verde a base solo de berzas y todavía de pequeño recuerdo tirárselo a las gallinas para no comermelo!!!

Un saludo

SEFA dijo...

Un rico plato de cuchara que ya hay ganas, bs,Sefa

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Cuando vamos a Portugal nunca lo hemos visto...pero me lo apunto que mis hijos son muy de caldos...dentro de 15 dias vuelvo a ir...ya te contare!!!
Besos

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Yo lo he probado y doy fe de que está riquísimo, la pena es no tener lo verde para hacerlo aquí, que le vamos a hacer.

Un beso

Valdomicer dijo...

Tita:
Es curioso; pero solo con cruzar la raya, ya te encuentras con un clima diferente. El nuestro es mediterráneo y el suyo oceánico.
También son sensibles las diferencias en el carácter de las gentes y mil cosas más.
En cualquier caso, yo soy un enamorado de Portugal.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Ido:
No desprecies la primera oportunidad que tengas, no lo lamentarás.
Ve.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Nora:
No utilices judías, hazlo solo con patatas.
¿Por qué no pruebas, por ejemplo, con calabaza?
Un besino.

Valdomicer dijo...

Pedro:
Anda, que tu tampoco le haces ascos a la cocinha portuguesa. ¿Migas alentejanas?
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Vero:
Pues este platillo, lo toman en Portugal para cenar en pleno verano.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Contando los sesenta:
Pues aprovecha esta, que es de trofeo.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Odry:
Pues mañana puede ser un buen día para probarlo. Truco incluído.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Elvira:
Tengo entendido que por ahí hace ya frío de verdad.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Calogero:
Los portugueses son así.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Angelillo:
Quienes habéis vivido allí no os podréis olvidar facilmente de esas cosas.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Sefa:
Pues no hay mayor satisfacción que la que se da al estómago.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Rocio y Jose Manuel:
Debe ser que nunca hayais reparado en ello, lo suele haber en todas partes.
Y no hace falta ir a Portugal, es sencillísimo de hacer en casa.
Abrazos.

Valdomicer dijo...

María Pilar-Cocinica:
Utiliza cualquier otra hortaliza de hoja: Yo lo he preparado con repollo, con espinaca, con acelga, incluso con las hojas verdes exteriores de las lechugas. La única condición es que el corte sea finísimo.
Un besino.

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Gracias Valeentin lo probaré.

Besinos