martes, 27 de septiembre de 2011

TOMATES.

Los que tenemos huerto en casa, solemos tener excedentes de producción. En ese caso, lo mejor es hacer algún tipo de conserva para que los productos duren todo el año. Lo más habitual es la congelación, en unos casos en crudo y en otros ya cocinados.
Este año, aunque para mí la cosecha de tomates ha sido ruinosa, los hay en el mercado a precios bajísimos. En casa dedicamos una o dos tardes a prepararlos. Así que si os animáis, ahí van tres opciones para consevar tomates:
Tomate frito (tomatada).


En esto se quedan dos kilos de tomates.
Los tomates más feos, los que tienen algún daño o defecto, rota la piel, etc, lo más socorrido es hacerlos en tomatada .
Para ello los cortamos trasversalmente por la mitad y los rallamos con la parte más gruesa del rallador, reduciéndolos a pulpa y desechando la piel. Si queréis, se le pueden quitar previamente las semillas; pero yo no suelo hacerlo.
En una sartén de mucho fondo se echa un chorro de aceite y se pone a calentar. Cuando esté a punto se vierte la pulpa de tomate, se le pone un poco de sal y nada más. En el momento que comienza la ebullición se baja el fuego al mínimo y se deja hacer durante unas dos horas removiendo de vez en cuando. Se tiene que reducir hasta una décima parte.
Luego lo guardo en tarros de vidrio esterilizados o en contenedores y lo congelo en el arcón.
Se utiliza igual que el tomate frito normal, teniendo en cuente que este está mucho más concentrado.
Tomate congelado.

Para esta operación tienen que estar duros, firmes.
Utilizo los tomates más pequeños, los que tienen partes verdes (que se quitan). Los corto en cubitos y los pongo en el arcón dentro de contenedores.
Los uso para hacer gazpachos, cuando hay que poner poca cantidad de tomate en un guiso y para, bien descongelado, untar en la tostada con un chorrito de aceite y unas escamas de sal.
Tomates secos al sol.

Ahora, en el otoño, es la mejor época para prepararlos. El sol del verano los arrebata.
Los tomates tienen que estar enteros, sin nigún defecto, ni golpes, ni tener rota la piel.
Se lavan muy bien los tomates, se secan y se cortan trasversalmente por la mitad.
En un plato se pone un poco de sal fina y hierbas secas (tomillo, orégano...) y se pasa el corte por la mezcla, luego se depositan sobre un cartón o una tabla y se colocan en un sitio bien soleado con una tela de gasa por encima para que no le entren insectos. Tardan alrerdedor de diez días en estar a punto, dependiendo del tamaño de las piezas y de la fuerza del sol.
Se guardan muy bien en cajas metálicas o de cartón y en bolsas de zip, procurando que no haya nada de humedad.
También se guardan en aceite, en tarros de vidrio. Para ello hay que rehidratarlos ligeramente, escurrirlos muy bien, meterlos en los tarros sin apretarlos y llenar éstos de aceite hasta arriba.
Va una receta en la que entran los tomates secos al sol conservados en aceite de oliva:
ENSALADA DE TRES LEGUMBRES CON TOMATES SECOS AL SOL.
Un tarro pequeño de alubias rojas.
Un tarro pequeño de alubias blancas.
Un tarro pequeño de habitas fritas.
Un tallo de apio.
6 tomates secos al sol en aceite de oliva.
Una cebolleta fresca.
Para el aliño:
Cuatro cucharadas de aceite de los tomates.
Una cucharada de aceto balsámico.
Una cucharadita de mostaza.
Quitar las fibras al apio y cortarlo en rebanaditas.
Cortar en tiras los tomates.
Cortar la cebolleta en cuadraditos minúsculos (brunoise).
Lavar las judias, escurrir la habitas y depositarlas en una ensaladera. Añadir el apio, los tomates y la cebolleta. Mezclar con cuidado.
En un bol, poner la mostaza, el vinagre y el aceite de oliva y batir hasta formar una salsa homogénea. Verter sobre la ensalada y mezclar.
Dejar reposar en la nevera entre una y dos horas antes de servir.

15 comentarios:

Pilar dijo...

Que envidia más grande me das, me encantaría tener un huertito, aunque con lo que me gusta el tomate tal cual y el gazpacho dudo que me quedase para embotar.
Que rico!!!

garlutti dijo...

Tienes razon ..hay que envasar , es un privilegio el poder tener cosecha propia ..yo ya lo hice ..pues aqui el frio y las lluvias ya llegaron ..saludos MARIMI

Mingo Ramos dijo...

Llevo siguiendo (y disfrutando) este blog desde hace poco. Aprovecho para felicitarte.

Todos los veranos durante las vacaciones en extremadura, invierto un par de mañanas embotellando tomates (haciendo el vacío al baño maría). Aunque mi familia suele hacerlos en crudo, yo prefiero el tomate bien frito, como tan bien has explicado. De esta manera ocupan muchísimo menos espacio y puedo volver a casa con más botes en el maletero para que me duren más tiempo.
Algunos también los suelo hacer con pimiento y cebolla.

Apicius dijo...

El tener una huerta es un lujazo.
Que suerte poder cultivar uno sus vegetales.
La conserva es una buena opción para guardar los excedentes.
Saludos

ODRY dijo...

Roja de envidia me acabo de poner, me encanta el tomate en todas y cada una de las formas de prepararlo, mi madre también tiene huerta, pero no da pa tantos, ni pa tanto.
Un besazo.

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Que gusto tener excedentes y poder hacer tus propias conservas, yo me conformo con encontrar un buen tomate en el mercado.

La idea de partirlos en dados y congelarlos me ha parecido una idea genial.

Un beso

Pedro dijo...

¡No, si envidia sí me das, pero yo es que lo del huerto lo llevo muy mal, me produce lumbalgia...!
Pero insisto, sí, me das un poquito de "endivia"...
Un abrazo de oso con IVA.

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Que tomatada mas rica...con un buen pollo de corral Valdomicer!!! Y embotellado para tener todo el año...
Muy buena entrada...
Besos

SEFA dijo...

Eso es lo que tiene lo de tener huerto, pero no me digas que no es estupendo poder tener a mano cosas tan ricas hechas por uno mismo.
Yo este año he hecho unas mermeladas y creo que han salido ricas,lo del tomate lo dejare para el año próximo, un abrazo.Sefa

Cruela dijo...

Valdo
Lo haces todo tan apetecible que estoy pensando en montarme un huerto en la terraza, pero fijo me olvidaré de regarlo...
Una sopa de tomate también es apetecible
Besos

Vero dijo...

La verdad es que la salsa de tomate como la hecha en casa ninguna!

Tatiana dijo...

Hola soy una estudiante de cocina, buscando recetas llegué a tu blog. Por cierto me gusta mucho, es muy completo y está todo muy bien explicado.
Yo tambien tengo uno te invito a que te pases cuando quieras, http://cuinaremrelaxa.blogspot.com/
Te sigo, un beso!

Dolita dijo...

Tengo envidia de tu huerto, sí, pero mucho más de lo que debes difrutar comiendo tomates que saben a tomate.
No tenía idea de que pudieran congelarse, siempre pensé que no les venía bien.
Me ha encantado la ensalada con la mezcla de legumbres.
Un besino

Dolita dijo...

Tengo envidia de tu huerto, sí, pero mucho más de lo que debes difrutar comiendo tomates que saben a tomate.
No tenía idea de que pudieran congelarse, siempre pensé que no les venía bien.
Me ha encantado la ensalada con la mezcla de legumbres.
Un besino

imaginacion dijo...

Pues si amigo.
Creo que es todo un privilegio poder tener un huerto y saber que esa salsa de tomate, es completamente natural.
Yo no compro tomate nunca; siempre lo tengo echo por mi, y en tarros esterilizado, que soluciona un buen papel en la cocina. Lo hago para mi, y para mis hijos; asi que ahor en esta epoca que es cuando mejor estan los tomates, es cuando hago el acopio.

Me ha encantado tu exposicion, y ya me gustaria probarlos..
Me ha gustado tu blog, y aqui me quedo dando una vuelta.
Un saludo amigo y estas invitado a visitar el mio.