domingo, 13 de marzo de 2011

PANCETA DE CERDO ASADA

Esta vez, sí. La receta es contundente. De las de dos horas de siesta para ayudar en la digestión.
Se la dedico a Pilar, que le encanta ensartar abalorios cotidianos para hacernos un hermoso collar y que ahora va permitirse un alivio gastronómico. Solo por una vez.
La cocción lenta le hace perder gran parte de la grasa, aún así no es precisamente un plato sano. Pero más grasa tienen, por ejemplo, las salchichas, las hamburguesas y muchos fritos. O el cochinillo....
Tampoco vamos a abusar de platos así; pero una vez, tampoco nos va a hacer mucho daño. O eso creo yo.
Por otra parte, del cerdo gustan hasta los andares.
La única dificultad que presenta este plato es el tiempo necesario para elaborarlo, y tiene que ser así, hacerlo más deprisa, lo arruinaría.
Más sencillo, ya digo, no puede ser.
Necesitamos nada más que:
Una panceta de cerdo en una pieza, con su hueso (o deshuesada, si apetece). 300 - 350 gr. por persona.
Cebollas peladas, enteras, en cantidad suficiente para que la pieza de carne no toque el fondo de la rustidera. Si son grandes, se pueden cortar a la mitad en sentido transversal, siempre que superen los tres dedos (unos 5 cm.) de altura. Y no se comen ( O sí, si alguien gusta).
Vino blanco para cubrir el fondo de la rustidera. (O agua, si se prefiere).
Sal.
El pedazo de la foto pesó 3650 gr. y comimos 7 personas, sobrando -esto frío, sin piel, SÍ está bueno- para comer dos personas otro día. De media, una pieza así para diez comensales.
Pedís al carnicero que os corte la pieza a la medida de vuestra rustidera o fuente de horno. y que le haga unos cortes en forma de rombo en la corteza, con la profundidad suficiente del grosor de la corteza.
Pelar las cebollas y colocarlas en el fondo de la fuente. Echar un chorro de vino (En mi caso fue casi media botella) suficientemente generoso como para cubrir el fondo.
Salar la pieza de carne restregando bien por todos los lados.
Precalentar el hornoa a 160 grados, entrar (Este es un extremeñismo del que no he conseguido librarme), perdón: meter la carne en el horno y dejar hacerse lentamente durante un mínimo de dos horas y media. Mi asado estuvo tres horas largas.
La piel tiene que quedar MUY CRUJIENTE.
Ni se os ocurra poner el grill o vuestra cocina parecerá un nido de ametralladoras.
La grasa se habrá derretido toda. La carne habrá quedado tiernísima y la corteza crujiente.
Se trincha en la mesa. Se acompaña de unas patatitas asadas y puré de manzana o, como en este caso, con una ensalada verde.

31 comentarios:

Luife4 dijo...

Muy sencillo y tiene una pinta estupenda. Gracias por compartirlo. Un saludo.

La mambalina dijo...

Un manjar para muchas personas la verdad, pero para mí....excesiva grasa Valdomicer, ya sabes que las mujeres tenemos que privarnos muchas cosas, aunque nos cueste la verdad, pero tiene una pinta dorada estupenda!

felicidades

bs.

lamam

Elisa dijo...

Un trocito para después de las judias verdes no estará mal. No estoy de acuerdo con mambalina en su comentario:"ya sabes que las mujeres tenemos que privarnos mucho más", yo creo que nos debemos privar igual, con todos los respetos, ya está bien de la mujer objeto. Si la obesidad no estuviera reñida con la salud gritaría:¡¡¡vivan las gordas!!!.
Un besino Valdo

Nora dijo...

A mi también me gusta del cerdo hasta los andares..., pero la panceta no es mi fuerte; eso lo pillan mi hermano y mi hermana y lo devoran, así que les pasaré la receta.
Un besito

Miss Cherry. dijo...

Menudo manjar, una pinta deliciosa! Con este plato no hace falta ya ni postre ni comer en una semana, pero muy rico! Besicos.

La de la tiza dijo...

Mira que estoy haciendo la digestión de la comida pero ha sido ver la receta y entrarme un hambre...
Archivado en la carpeta.

FERNANDO SYRAH dijo...

Por fin, una receta ligera.......Un Gin Tonic de Hendricks después, y sin problema..........

FERNANDO SYRAH
(http://vinogastronomiayviajes.blogspot.com)

Lacachuela dijo...

Tremendo asado, que hermosura, esos colores que nos da nuestro cochino asado me vuelven loco, guardado queda.

Pilar dijo...

Millón de gracias, tiene una pintaaaaaa

Tengo que aprovechar este instante tonto entre la boda y al preverano, asi que tomo nota y te cuento, que tiene una pinta divina.

Eso sí con lecuguita para compensar ;)

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Esto tiene que estar de morirse, con lo que me gusta a mi la panceta y a mi marido ni cuento.

Que pinta tiene y si lo comes entre pan, necesitas tres siestas para poder moverte jajaj.

Muy bueno.

ODRY dijo...

Acaba de cargarse de un soplido la operación vikini, eso sí lo hace con un estilo que pa que.
A la a merendar que ya me a entrado hambre y este finde a hacer la receta que mis hijos son unos fans incondicionales de la panceta y se van a chupar los dedos.

Un besazo.

Carmen dijo...

Se me caen dos lagrimones de gusto solo de ver ese trozo de panceta asada, pero creo que después tendría que hacerme una tortilla de pastillas para el colesterol.
¿Por qué todo lo bueno o engorda o es pecado?

Por cierto, espero que nos cuentes tu opinión sobre el libro que estas leyendo, porque es el próximo en mi lista después de "El ángel perdido" de J.Sierra con el que ahora estoy.

Un beso

Tita dijo...

Bien ligerito es ¿a que sí? sobre todo con la ensaladita verde, que alivia un montón.

Si se lo hago a mi santo, me pide otra vez en matrimonio. En realidad los dos adoramos la panceta.

Oye, y yo no veo por qué no comer esto en lugar de cochinillo, por ejemplo, y casi todo el mundo lo come alguna vez ¿a que sí?

Besos

Ana dijo...

compañero esta receta debe estar tan rica como calórica pero es que al cuerpo hay que darle de vez en cuando algo así jo...
no digo más.

solo un beso enorme

Valdomicer dijo...

Luife:
Ya sabes: Estáis invitados cuando gustéis. Pilar y tu.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Mambalina:
No tiene una cantidad excesiva de grasas. ¿Sabes cuánta grasa tiene un "inofensivo" Cruasán?.
Por una vez, no pasa nada.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Elisa:
Yo también me apunto: ¡Vivan las gordas! ¡Vivan los gordos!. Y una apuesta por el buen humor.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Nora:
Un brindis por tu hermano y otro por tu hermana. ¡Chin, chin!.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Miss Cherry:
Depende del hambre que se tenga. Pero, desde luego, manjar, lo es.
Un besino.

Valdomicer dijo...

La de la tiza:
Guarda la receta para cuando reúnas a todo el personal de la boda. Y atención, fuego lento y mucha paciencia.

Valdomicer dijo...

Fernando:
Como no tengo Hendricks, me he preparado el yintoni con mi Rives de toda la vida, tónica del carrifú y pepino de Holanda.
Oye, está bueno.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Lacachuela:
Pues a hacerlo cuanto antes, que luego llega Agosto, y no apetece.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Pilar:
Date prisa, que se te echa encima la "operación bikiny". Y conste, que he estado esperando a que pasase la boda para publicar la receta.
Un besino.

Valdomicer dijo...

María Pilar:
Pues mira: Entre pan... Este plato si está bueno frío.
Te recomiendo que no lo hagas solo para dos personas. Es para mesa grande, mucha gente.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Odry:
Ya me contarás cómo te ha quedado y, sobre todo, la opinión de esos gourmets pequeños que tienes en casa. Son los mejores críticos.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Carmen:
La frase completa es: "Todo lo que me gusta es ilegal, inmoral o engorda".
El libro lo leí en Inglaterra. Es el primero de una trilogía sobre la historia de Europa en el S. XX a través de unas familias que sitúa en Inglaterra, Alemania, Rusia y Estados Unidos. Es de muy fácil lectura.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Tita:
Anímate. Si además invitas a tu famoso cuñado, no sobran ni los huesos. Y, si te descuidas, estás otra vez de blanco en el atrio de la iglesia de tu pueblo.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Ana:
Está más rica que calórica. De verdad que en tres horas se funden todas las grasas, que quedan muy poquitas. Y se le da gusto al cuerpo, ¡que contre!.
Un besino.

Julia dijo...

Después de ver la pinta que tiene, no me importa el colesterol ni la grasa, está para comersela entera, Exquisita, Enhorabuena.
El libro comentado lo he visto pero no leido, me lo apunto.
Saludos,
Julia

SEFA dijo...

Nunca vi hacer esta parte del cerdo al horno, asi que me voy a animar si dices que pierde parte de su grasa, ya sabes el colesterol hay que cuidarlo, un abrazo.sefa

Gaby dijo...

Cierto que las mujeres tenemos que privarmos de muchas cosas, pero con una delicia así como evitarlo, pues de vez en cuando no nos va a cambiar tanto.

Felicitaciones Valdo