sábado, 11 de septiembre de 2010

SOPA DE TOMATE CON HIGOS.

¡Más raro que la sopa de ajo!, decía mi abuela con ironía cuando alguien se extrañaba de algo evidente.  Por decirlo de otra manera: "Tan común como la sopa de tomates". Porque ¿quién no ha comido nunca sopa de tomates?. Estoy convencido de que en todas partes se prepara, en cada casa le darán el toque personal y cada una tendrá su propia receta.
En mi pueblo se come con higos y, ojo, es cena de noches de verano. Luego en el otoño, se acompañará de uvas.
Tengo cuatro higueras y la desgracia de no poder comer su fruto, bueno, un par de ellos al año para matar el gusanillo y nada más. No obstante los recojo para hacer mermeladas que luego volarán a Inglaterra dónde son muy apeciadas.
Y en esas estaba cuando llegó visita a casa de mis vecinos y me pidieron "un puñao" para hacer una sopa. No tengo que decir que se los dí con sumo gusto..
Pensé que ese era el momento de caer en la tentación de mi fruta prohibida y que prepararía la sopa de tomates con higos pese a no ser precisamente la noche más fresquita del verano.
Mi receta de la sopa de tomates para cuatro personas es:
Dos tomates hermosos rojos y duros, recien cogidos del huerto.
Un pedazo de cebolla.
un diente de ajo.
medio pimiento verde.
medio pimiento rojo.
media cucharadita de cominos.
unas ramitas de albahaca fresca.
litro y medio de caldo de verduras.
aceite de oliva.
sal.
pan.
un cesto de higos,
Se cortan la cebolla y los pimientos muy menudos. Se quita la piel y las pepitas a los tomates y se cortan  en cuadraditos.
Se cubre el fondo de una cacerola con aceite y se calienta. Se le echa la cebolla con una pizca de sal  y  se deja hacer lentamente. Se le añade el diente de ajo en láminas. Cuando esté transparente, se le ponen los pimientos, se dejan ablandar y se pone el tomate, más sal y los cominos.
Cocinar a fuego suave durante 15 minutos (En este momento hay quien prefiere pasarlo por el chino o por la batidora para que quede uniforme), pasados los cuales le añadiremos el caldo, a ser posible ya caliente.
Hervir durante 20 minutos a fuego muy suave. En el último minuto, le ponemos unas ramitas de albahaca fresca.
Cortar el pan en láminas muy finas. Yo lo hago con el cortafiambres, utilizo pan bien asentado, sin que llegue a estar duro, y lo paso en sentido longitudinal. Tengo entendido que en algunas panaderías lo venden ya cortado.
Cada comensal se irá poniendo en el plato la cantidad de pan que guste y se vierte encima la sopa muy caliente y, sobre esta unas hojas de albahaca. Dejar reposar un instante para que se "cale" el pan.
Lo higos, pelados o no, según el gusto, se ponen en el centro de la mesa y cada comensal coge los que desee. Se pueden coger con la mano o echarlos en la sopa.
Después te puedes ir de verbena o de juerga toda la noche que no han de faltarte energías.

34 comentarios:

Nora dijo...

Ahora... ¿quién le ha pisado la receta a quién?
No te lo podrás creer, pero ayer lo hablé con mi madre, tengo que reconocer que no es de mis favoritas, pero a mi madre y a mi hermana le encantan y tenía pensado hacerla y poner la receta..., de todas las formas si la hago pondré la versión de la señora Fili, que seguro que no es igual a la tuya cien por cien...
Un besito y vivan los platos de cocina tradicional

Laura (Recetas Trucos y Tips) dijo...

que receta tan original, no la conocía, me ha gustado se ve rica :)

saludos!

http://recetastrucosytips.blogspot.com

Tita dijo...

No te lo creerás, pero te prometo que nunca he hecho sopa de tomate. Claro, que gracias a tu receta, de esta semana no pasa.

¡Besos!

Pilar dijo...

Cuanto me queda por aprender... claro que me temo que no sabe igual si los ingredientes se sacan del blister plastificado del super.

Besos

Ana - El dia mas dulce dijo...

No deja de sorprenderme la mezcla. Qué pena no poderme permitir el lujo de probarla, a mi marido no le gustan los higos y yo soy intolerante al tomate.
También cuando llega la temporada, me como unos cuantos pam tomaca, pero no puedo nada más, incluso para pelarlo tengo que ponerme guantes.
Asi que me deleitaré con las fotos, imaginándome el aroma y su gusto.
Un beso

Mati García dijo...

HOY HEMOS TENIDO ESE MENÚ EN CASA!!

La de la tiza dijo...

Me apunto la receta, que es nueva para mí.
Oye, lo que debe ser un chollo es tenerte de vecino, no te falta de nada. ¡Tres higueras!

Carmen dijo...

Con tu permiso, me anoto la receta y me quedo en tu cocina.

A pesar de no tener higuera ni tomatera, tengo amigos que me los regalan y hay que aprovechar para hacer estos platos tan ricos y tan bien de precio.

Saludos

Rock dijo...

Alucinante, nunca se me habría ocurrido algo tan original, esto tengo que probarlo. Es lo más original que he visto en mucho tiempo.

Saludos.

SEFA dijo...

Que pena Valentin que no vivamos cerca, porque tus higueras enseguda me iban a conocer, es mi fruta preferida y no veas el sacrificio de comer pocos, pues si no lo tuviera me daria el atracón.
Ahora los tengo que comprar, pues una vecina que me traia de su huerte ya no esta entre nosotros y me quede sin ciomer si no los compro y la verdad que no es igual y no es por tenerlos que pagar, es que no son iguales y no se porque.
Bueno, que la sopa de tomate me la llevo, mañna para cenar me la hago me encanta, un abrazo.Sefa

rafa prades [leoman] dijo...

Valentín, me apunto lo de la albahaca. En casa de mis suegros es una comida o cena de otoño e invierno. Ahora que los tomates están estupendos, Abu prepara el fondo básico de las sopas y los envasa para disponer el resto del año.

Cuando queremos sopas, abrimos el bote, le añadimos el agua (mejor tu caldo de verduras), recticamos de sal y cominos. Echamos el pan en el plato y calamos las sopas.

Este verano las he echo por primera vez, ya que he preparado 15 recetas extremeñas para un proyecto que espero vea la luz este mes. La mayoría son recetas de Abu que aprendió de pequeña y no quiero que se pierdan. Tiene ochenta y muchos años y aún ella es la única en la familia que las prepara.

A mi me gustan trituradas y pasadas por el chino. lástima que tampoco pueda comer higos :-(

Un abrazo

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡A Pepe y a mí, nos apasionan los higos!
Estimado Valentín, también sé lo que es querer comer algo y "no deber". Me encantan las cebollas y soy absolutamente alérgica a ellas, son un veneno para mí. Lo mismo los lácteos y... varios alimentos más. En fin, así son las cosas, pero igualmente avanzaremos con alegría y optimismo.
Cariños.

Jabo: ¡por supuesto, esa es la idea!, que sea bien utilizado. Ya te reservamos dos cajitas.



Muchas Gracias Total

Elvira dijo...

Me invitas??? Es mi plato preferido, desde niña, y mejor con higos que con uvas, es que soy una enamorada de los higos, no lo puedo evitar. Si es que llevo un ratín mirando el plato pq me parece que me llega el olor!!!! Besos

Itzi dijo...

Esto es un descubrimiento para mí. Hmm, lo pondré en practica, te lo aseguro.
¡Qué delicia!

Un beso.

Marisa dijo...

Pues yo no conocía esta receta, creo que tiene que ser exquisita, sobre todo por la mezcla de sabores y ese toque de albahaca, bueno, lo de irse de fiesta después... es un gran postre, desde luego!!!
Un saludiño y hasta la vuelta.

Valdomicer dijo...

Nora:
Siento haberte pisado la receta. Aunque estoy espectante para saber cómo la hace la señora Fili.
Besos.

Valdomicer dijo...

Laura:
Pues creí que esta sopa era conocida en todo el orbe. Besos.

Valdomicer dijo...

Tita:
Efgectivamente, no me lo crfeo. No me lo puedo creer.
¿La sopa de tomate es rara? ¿Tenía razón mi abuela?
Besos.

Valdomicer dijo...

Pilar:
No, nada sabe igual cuando se sacan de los blister palstificados del super. Teniendo en cuenta que hoy hay blister plastificados de muy buena calidad.
Puedes preparar un fondo de tomatada, guardarla, congelándola e ir tirando de ella cuando haga falta.
Besos.

Valdomicer dijo...

Ana:
¡Qué pena!. Mi hijo es intolerante al melón y sé que le gusta; pero no puede ni olerlo. El detalle de los guantes para pelarlo me ha conmovido, sinceramente.
Claro, que otros somos diabéticos y ....
Besos.

Valdomicer dijo...

Maty:
¿Quién me enseñó a hacer esta sopa?. Tenía que haber dicho de quién la aprendí.
Pues lo digo ahora... ESTA SOPA LE APRENDÍ DE MATY!!!!
Besos.

Valdomicer dijo...

La de la tiza:
Cuatro. Son cuatro las higueras. Dos de higos blancos y dos de higos negros.
Vas a tener un poco difícil venirte de vecina, no hay nada en venta en los alrededores.
Besos.

Valdomicer dijo...

Carmen:
Te puedes quedar en mi cocina (Mi laboratorio) todo el tiempo que quieras. Y puedes pasarte por el huerto a coger higos y tomates. Ese trabajo que me quitas.
Besos.

Valdomicer dijo...

Rock:
¿Qué tiene de original?
Te aseguro que enm un alto porcentaje de los hogares extremeños, esta noche han cenado sopa de tomate, con higos o con uvas o solas.
Pruébalas.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Sefa:
Si fueras mi vecina, tendrías más de una higuera en tu patio. Aquí todos los vecinos tienen por lo menos una higuera. Lo más solicitado son las brevas, que no todos las tienen; pero no hay problemas, tampoco nos las vamos a comer todas.
¿Cómo te quedó la sopa?.

Valdomicer dijo...

Rafa:
La albahaca le va muy bien a cualquier guiso de tomate. Le proporciona un sabor y un aroma mediterráneo muy interesante. A veces sustituyo el orégano por albahaca fresca en las pizzas.
También en casa tenemos el fondo de tomate. Ahora hay montones de tomates en el huerto y hay que hacerlos de mil formas: secos, en tomatadas, mermeladas, etc..
Ya sabes que la sección de gastronomía del Ateneo se dedica a recoger recetas antiguas. Lo que necesites, ya sabes.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Chuquis:
La misma pena que Ana (El día más dulce) con los tomates o mi hijo con el melón.
No puedo sino compadeceros.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Elvira:
¡Por fin! ¡Alguien que ha oído hablar de la sopa de tomate!.
El olor es por la albahaca. En el invierno, cuando no la hay, le pongo basílico, que sabe casi igual.
Besos.

Valdomicer dijo...

Itzi:
¡Que sí! ¡Que sí!.
Ya me dirás cómo te han quedado y qué tal lo pasaste en la verbena.
Besos.

Valdomicer dijo...

Marisa:
De verdad que no puedeo creer que sea receta desconocida. Voy a crear un grupo de feisbú de gente que no conoce la sopa de tomate.
A ,o mejor, llego al millón.
Besos.

Tita dijo...

No es que sea rara, Valdo, yo la conocía porque mucha gente (de mi nueva zona) la hacía.

Es que en casa éramos de Sopas de ajo

Besos!!

Valdomicer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Valdomicer dijo...

Tita:
Ya entiendo. Conocías su existencia pero nunca la habías hecho.
También me apunto a la sopa de ajos.
Besos.

mar dijo...

hola de nuevo...pues yo no conocía la existencia de esta sopa, pero me suena muy bien :). Yo también tengo una higuera y hace unos días recogí e hice mi primera mermelada! no es mi fruta favorita pero la verdad, son ricos y la confitura es muy fina y buena. Un saludoo