miércoles, 17 de marzo de 2010

GAMBONES AL COÑÁ.

Ayer, cuando daba una vuelta por mi "hiper" de urgencia, buscando manzanas para Madonna, golosinas para Willy y Harry y unos tomates raf para mí, vine a pasar por delante de la pescadería en cuyos mostradores se exhibían unos gambones que competían en tamaño con las merluzas (exagerado que es uno) y en precio con las sardinas.
Compro media docena, que pesan 350 gr.
Ya sabía cómo los iba a preparar, que para eso no se precisa ser profeta. Me esmeraría en una receta que hace ya mucho tiempo ví hacer en el "canal cocina" cuyo contenido tengo archivado en la memoria. Está pensada para gambas; pero hecha con gambones (langostino austral) queda para chuparse los dedos.
Literalmente.
Aunque tienen que ir muy bien acompañados de una cervecita fresca, opté por una copita de mosto del Aljarafe bien frío que compré en Sevilla hace unos días.

Vamos a ello:
Media docena de gambones gordos y hermosos.
Tres dientes de ajo en láminas.
6 cucharadas de coñá (brandy).
6 cucharadas de aceite de oliva.
2 cucharadas de perejil picado.
Un buen pellizco de sal.
Un pan hecho "barquitos" (imprescindible).

Sigamos:
En una fuente apta para horno colocamos artísticamente los gambones. Echamos por encima las láminas de ajo, el aceite, el coñá, el perejil y la sal. Dejamos reposar pacientemente.
Precalentemos el horno a 200ºC, metemos los gambones y vigilamos atentamente hasta que adquieran un colorcito rosa-anaranjado de estar en su punto. Se comprueba porque la parte del final de la cabeza (las agallas) se vuelven transparentes. El alcohol debe haberse evaporado por completo.

Como hay quien está en plena dieta de adelgazamiento, solo echó un barquito de pan en la salsa, el resto me lo comí yo.

13 comentarios:

Valdomicer dijo...

La de la tiza:
No. No se puede hacer en el microondas.

MaryLou dijo...

Qué bueno!!! A estas horas, con el gusanillo que tengo...!!!
Besicos

Mari Carmen dijo...

¡Qué buena pinta.....! Y bien sencillitos de preparar. Anotado. Besitos.

La de la tiza dijo...

Creo percibir cierto pitorreo respecto a mis dotes culinarias.
Conste aqui que entre mi gente paso por ser una buena cocinera, así que ruego no les saquéis del error.
Puedo añadir en mi descargo que, al contrario que otros privilegiados, una es una mujer trabajadora que ha de ir hurtando de otros menesteres el tiempo para guisar, no como otros que están jubilados.
Y, si, yo también me apunto la receta que tiene muy buena pinta.

Elvira dijo...

Los hago igual pero todo bien pasado por el pimer, vamos que me hago la salsa desde el principio, y al horno, y yo te digo que soy de las que de tanto chupar le doy la vuelta a la cabeza!!!!Besos

Cocinica dijo...

Que bien te cuidas, estos gambones tienen que estar de miedo.

Besos

Valdomicer dijo...

MaryLou:
¡Y lo bien que huelen!.
Besos.

Valdomicer dijo...

Mary Carmen:
Pues, venga, anímate a prepararlos.
Besos.

Valdomicer dijo...

La de la tiza:
No, no es pitorreo, es ironía y me satisface que te lo tomes con humor.
Que eres buena cocinera lo doy por sabido y estoy seguro de que tu gente también.
La jubilación es un mérito, no un privilegio.
Y, ya que te has apuntado a la receta, me tienes que contar cómo te ha quedado.
Besos.

Valdomicer dijo...

Elvira:
Supongo que la vuelta a la cabeza es a la cabeza de los langostinos. ¿No?.
Besos.

Valdomicer dijo...

Cocinica:
Están de miedo. Estos gambones ESTÁN de miedo.
Besos.

Tita dijo...

En cuanto encuentre gambones de tamaño XXL como éstos, la hago. Jamás se me hubiera ocurrido meterlas al horno, tienen una pinta estupenda

Abrazos

Valdomicer dijo...

Tita:
No hace falta que sean XXl, se puede hacer con bichos más pequeños. La receta original era con gambas.
Besos.