sábado, 22 de septiembre de 2012

BATATAS GRATINADAS.

Siguen diciendo que en Inglaterra se come mal.
No sé dónde comen estos turistas; pero cada vez que voy, traigo un montón de ideas nuevas para hacer en casa. Además no como nada mal ni excesivamente caro, hasta me atrevería a decir que relativamente barato. La calidad de los alimentos está fuera de cualquier duda y jamás me he tenido que quejar de que un plato esté frío.
Es cierto que allí me muevo fuera de lo que son los circuitos turísticos, sobre todo los masificados y que solemos ir a los sitios a los que acuden los indígenas -dicho sea sin animo de ofender- y que si van ellos, por algo será.
Prueba de lo que digo es este gratinado de batatas con mantequilla de cacahuetes o "Sweet potato and peanut gratin" (Letra arriba, letra abajo, que yo no sé).
Si os animáis, cosa que aconsejo encarecidamente, vais a necesitar:
1 Kg. de batatas.
2 cucharadas de aceite (de girasol).
3 dientes de ajo.
1 guindilla fresca.
250 ml. de nata.
150 gr. de crema o mantequilla de cacahuetes.
Jugo y ralladura de una lima (o limón).
Sal y pimienta.
Pelar las batatas y cortar en rodajas finitas. Triturar los ajos y trocear finamente la guindilla.
Engrasar una fuente de horno y echar en ellas las batatas. Salpimentar.
En un bol mezclar la nata con los ajos triturados, el aceite, la ralladura y el zumo de lima y la mantequilla de cacahuetes. (Le he tenido que agregar un chorrito de leche porque me parecía que estaba todo muy espeso).
Verter sobre las batatas y remover hasta que esté todo bien repartido.
Precalentar el horno a 180ºC. Cubrir la fuente con un papel de aluminio e introducir en el horno unos 20 minutos. (Mi opción ha sido tenerlos 12 min. en el microondas).
Quitar el papel y hornear 30 min. Comprobar que están blandas las batatas y gratinar hasta que estén doradas.
Están riquísimas.
-0-0-0-0-0-

En la sección de GASTRODIÓGENES os presento mi colección de cafeteras de émbolo (El Rolls Royce de las cafeteras, dicen).
Tengo más. ¿Eh?

9 comentarios:

Apicius dijo...

Razón tiene, hay que andar por donde andan los "indigenas" manera única de conocer las ciudades y sus gentes.
En cuanto a la comida inglesa estoy de acuerdo con usted, en Inglaterra tienen muy buenas preparaciones.
Esta que publica la anoto para tal vez hacerla en breve.
Saludos

Contando los sesenta dijo...

Tengo una coincidencia, una duda y un desacuerdo.
La coincidencia es que dondequiera que uno vaya hay que alejarse de los circuitos guiris y manejarse por donde se manejan los indígenas. Ni comparación posible.
La duda es dónde se encuentra la crema de cacahuetes.
Y el desacuerdo es sobre las susodichas cafeteras. Producen un café de chichinabo, que no sabe a nada y, a poco que te descuides, se ha quedado helado. Dan mejor resultado como teteras pero sólo en caso de extrema necesidad.
Ah, las batatas era una cena habitual en mis tiempo de internado, luego sólo las he comido muy raramente. El colega está convencido de que es comida para cerdos, tendrás que sacarle de su ignorancia.

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Me encanta el plato y sobre la sección de GASTRODIOGENES acabo de hacer un armario nuevo y antes de colocar los utensilios para lo que estaba destinado ya lo he llenado, tendría que mirarmelo jejej

Un abrazo

Tita dijo...

No, si mal no se debe comer...pero ese plato, con todo lo rico que se ve, ha de ser el más calórico del mundo mundia ¡con ese tienes para un mes de energía! ¿sabías que la batata es ultrasupercalórica?

Claro que solo se vive una vez!!

Preciosas cafeteras. Besitos

Pilar dijo...

Lo de la mantequilla de cacahuetes...no termina de gustarme, pero estoy convencida de que incluso en la pérfida albión se puede comer muy bien siguiendo a los lugareños.

Besos

MªDolores Nicolás dijo...

Pues me gusta casi tanto como el pastrami ;)
Me encantó, de verdad. El sabor es el que recordaba.
Un besino y graciassssss

Sefa dijo...

Creo que tu plato me gustaria, aunque hay algun ingrediente que ademas de no usarlo, no se si lo emplearia, lo voy a intentar.
Tus cafeteras son muy chulas, aunque yo no se ni como funcionan, pero necesitas tantas? bsssss.sefa

Mari Carmen dijo...

No hay nada como saberse mover por los sitios para descubrir lo bueno de verdad. Y, desde luego, lo de alejarse de lo típicamente turístico es lo mejor siempre. No he probado nunca las batatas. Besitos.

Daniela V. dijo...

Me encanta entrar en tu blog porque encuentro recetas muy originales e innovadoras y sobretodo muy nutritivas.Besos.Daniela V.