domingo, 16 de septiembre de 2012

GASTRODIÓGENES.

¿Cuántas veces no te has podido reprimir delante de un escaparate ante la vista de un nuevo instrumento para tu cocina y has entrado a comprarlo?
¿Tienes las estanterías de tu alacena llenas de tarros, latas, botes, botellas, bolsas y envases varios suficientes para aguantar un desastre nuclear?
¿Atesoras en tu cocina instrumental de medida para pesar, medir, valorar, evaluar y definir en cualquier sistema de pesas, medidas y monedas del universo mundial?
¿Arrancas las hojas de tu revista favorita (y de todas las demás) de la sección de cocina y tienes cientos de carpetas llenas con ellas? ¿Kilómetros de estanterías con libros de todos los autores y todas las ramas del conocimiento culinario?
¿Has tenido que tirar por el sumidero litros y litros de vino que compraste años ha a un precio irresistible y que no te bebiste en su momento?
Pues entonces padeces, como yo, el síndrome del GASTRODIÓGENES.
El término lo ha acuñado David Monaguillo y a mí me parece acertado. Aquí y aquí describe los síntomas de tan grave afección.
Os presento parte de mi colección de planchas, asadorras y parrillas para todo tipo de fuegos. Faltan la plancha extra-grande para el quemador de paellas y las parrillas para las barbacoas.
En siguientes episodios iré presentando más y más pruebas de que mi mal es verdadero.
Y, como habrá que demostrar que todo esto tiene una utilidad, ahí va una muestra: "Chuletas de cerdo al mojo picón".
Necesitamos:
Plancha de hierro fundido por el lado de las rayas. (Para que quede bonito)
Chuletas de cerdo.
Mojo picón colorado.
Para el mojo picón:
6 dientes de ajo.
2 cucharadas de carne de pimiento choricero.
3 rebanadas de pan.
2 vasos de agua.
1 vaso de aceite de oliva.
1 vaso de vinagre.
2 cucharadas de cominos.
4 guindillas de cayena.
Sal.
Poner todos los ingredientes del mojo en el vaso de la batidora y moler hasta que quede como una pasta mas bien fluída.
Impregnar las chuletas con esta mezcla y dejar reposar un día.
Calentar la plancha y hacer las chuletas a fuego muy fuerte para que se hagan bien por fuera y queden jugosas por el centro.
Comer antes de que se enfríen, que esto, frío, no está bueno.

18 comentarios:

Tita dijo...

¡Dios mío, es verdad, tienes un problema!

Yo intento no comprar nada más que lo absolutamente imprescindible. Sí, lo sé, suena subjetivo, pero en mi cocina no caben más que tapers (a cada uno le da por algo) y siempre, siempre, búsqueda de la sartén perfecta. Como máximo 3. El resto a la basura.

Ido dijo...

Yo no compro mas cacharros porque ya no tengo sitio, que si no... Eso si, libros, botellas, botes y paquetes varios... por un tubo! Creo que ya me va tocando hacer plan para acabar con ellos, jeje!
Un besote

Contando los sesenta dijo...

Es cierto, todos tenemos de todo más de lo que necesitamos. Pero en tu caso resulta útil y rentable. No hay más que seguir las recetas de este blog.
Ainss, esa olla de cocción lenta!

Pilar dijo...

¿y tiene cura? Lo digo porque conozco a un afectado, gravemente afectado.

Que rica la carne con esas rallitas...uhmmmm

lasrecetasdetriana.com Rocio y Josemanuel. dijo...

Y lo malo, respondo a alguno que te preguntan...no, no tiene cura!!! Es una pena pero es así...!!! Pero si le das utilidad como haces tu, Valentin...!!! Bienvenidos sean...
Besos

FernandoR dijo...

¿Por qué será que me siento señalado en algún comentario? Yo, sartenes/planchas cuadradas sólo tengo una.

Sefa dijo...

Creo que estoy medio curada de la enfermedad, pero solo medio, porque si es lo suficientemente pequeño no lo dudo,lo peor son las cosas grandes que ya no me caben, pero que las compraria, en fin, creo que no estoy curada, bssssss.sefa

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Nunca hubiera empleado el sindrome de Diogenes a la cocina, pero la verdad es que está muy bien traído.

Las chuletas envidiables.

Besos

Valdomicer dijo...

Tita:
Mientras más sitio tengas para guardar, más zarrios tendrás.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Ido:
Vas a ir viendo, poco a poco, lo que soy capaz de guardar.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Contando los sesenta:
¡Vamos, que guisamos por encima de nuestras necesidades!
Que no se enteren por ahí que viene el "Tío Paco" con los recortes.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Pilar:
Cura no; pero tenemos un monago. ¿Lo quieres?
Un besino.

Valdomicer dijo...

lasrecetasdetriana.com Rocio y Josemanuel:
¡Es que da pena tirarlos estando en buen uso! (Aunque no los usa nadie)

Valdomicer dijo...

FernandoR:
Lo que te pasa es que vas poco por IKEA.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Sefa:
A veces miro las cosas que compramos con tanta ilusión hace casi cuarenta años y que hoy han quedado obsoletas y que da pena tirar.
El problema está en esas compras que haces para elaborar algo que nunca llegas a hacer. O los tarros de cosas raras que van a la basura sin saber a qué saben.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Maria Pilar-COCINICA:
No es un invento mío, es de David "EL monaguillo".
Y rigurosamente cierto.
Un besino.

Paz dijo...

Tenéis que ver la despensa!!!

Mar dijo...

Muchas gracias por tu comentario en el Bloguico!!

A ver si la próxima vez me quedan perfectas, porque está claro que fué el queso...

Besos!