jueves, 4 de noviembre de 2010

SHORTBREAD DE MILLONARIO.

Soy diabético. No puedo comer dulces.
Hago dos excepciones al año: El día de los santos, que me como un huesito de santo y por Navidad, que como un pedazo de turrón y algún mazapán.
Paso de puntillas por las recetas de dulces de los blogs amigos y ni entro en los exclusivos de repostería, cruzo de acera al pasar por las pastelerías  y me paro, como un tonto, ante los puestos de chucherías para ver los colores.
De lo único que me doy un capricho de vez en cuando es de chocolate: 70%, 85% y 99% de cacao, por ese orden. A bocados mínimos y dejando derretir lentamente en la boca. Un placer del que muy pocos sabemos disfrutar (mi sobrina Aurora y yo).
Aunque sigue vigente la receta invitada, parece estar olvidada y hace ya unos días me dijo Mary Paz que si ella podía poner aquí una receta suya - de repostería, por supuesto - que la repostera es ella y yo, el pinche.
Todo lo que sigue es suyo.


SHORTBREAD DE MILLONARIO
Ingredientes para 16 porciones:
225 g. de harina
250 g. de azúcar moreno.
325 g. mantequilla en dados, a temperatura ambiente.
397 g. de leche condensada (un bote pequeño)
200 g. de chocolate (blanco, con leche o negro, según guste)
Una pizca de sal.


Precalentar el horno a 150ºC. Forrar con papel de horno un molde rectangular de 20x25 cm.
Cernir la harina en un cuenco grande. Añadir la sal, 100 g.de azúcar y 175 de mantequilla.
Amasar ligeramente, pellizcando con las yemas de los dedos hasta que formen migas. Verter en el molde y aplanar con el fondo de un vaso o el dorso de una cuchara sopera. Hornear durante 35-40 min. o hasta que se dore ligeramente. Dejar enfriar en el molde.
 Poner el resto de la mantequilla(150 g.) en una sartén o cazo a fuego flojo y añadir los 150 g.  de azúcar restantes, removiendo continuamente hasta que el azúcar esté disuelto, pero sin dejar que hierva. Añadir la leche condensada y seguir removiendo, dejando ahora que hierva durante 2 min. Verter en el molde sobre el shortbread y dejar enfriar al menos 30 min.
Fundir el chocolate partido en trozos al baño maría o en el microondas. En este caso, tener mucho cuidado para que no se queme. Remover vigorosamente con cuchara de palo hasta que quede una crema suave, brillante y homogénea. Verter en el molde, sobre la capa de toffee y dejar enfriar.
Cortar en porciones relativamente pequeñas, no es un postre "light" precisamente.
Si se tiene prisa, o vagancia, puede utilizarse shortbread del que se encuentra en bastantes hipermercados. Son unas pastas de mantequilla, típicas de Escocia. Yo usé unos 250 g., las pulverizé en la Thermomix y les añadí unos 50 g. de mantequilla derretida para ligarlas, las puse en el molde y aplané. A continuación, sin horno, hice el toffee y seguí con el resto de la receta.

P.D.-
El millonario no soy yo.
El regalo no lo digo, que soy muy tímido.


13 comentarios:

Tita dijo...

¡Ay que bueno! Pero me parece tan rica, como dífícil, con lo mala repostera que soy yo...creo que tendré que comprarlo, tal y como recomiendas.

Un abrazo

La de la tiza dijo...

Laboriosa, la receta.
Yo soy la tercera, con tu sobrina y contigo, en apreciar el chocolate, sólo el negro, del resto, paso. Me concedo una onza diaria y me la voy tomando a pequeños trozos con el té, despues de comer. Placer de diosas.

Goyi dijo...

Yo soy la cuarta, contigo, tu sobrina y la de la tiza...qué gusto da saborearlo, trocito a trocito y con calma...eso sí sólo el negro...
Muy buena la receta... muy acta para los super golosos...
Besitos

Cruela dijo...

y yo la quinta
Chocolate negro con pan con mantequilla salada
un manjar
la receta uf muy complicada, no la intento
Besos

mar dijo...

pues yo tampoco soy la millonaria jaja
Me encantan tus entradas. Pues siendo diabético este postre tan rico ni mirarlo porque entre el azúcar y la leche condensada, pega un subidón que vamos. Bueno sin azúcar hay bastantes cosas dulces y muy ricas. besucos

MaryLou dijo...

Riquísimo postre!!!! lástima, Valentín, que tengas que pasar por alto estas cosas, de todas maneras, yo soy mucho más de salado!
Besicos

Angelillo dijo...

AAAAAAAAHH...
Orgasmo culinario, fan del chocolate.

muchas gracias por el libro por email, no he podido decir nada antes porque ando desconectado estos últimos días...

Saludos!

ODRY dijo...

Esta me la apunto a ver que sale, que seguro que no tiene que ver con la foto, ja ja ja

Un besazo.

Mari Carmen dijo...

Gran postre y gran preparación. No lo conocía. Conozco uno como tú con respecto a lo del chocolate, jajaja. Besitos.

Pilar dijo...

Mi marido es diabético y asalta las estanterías de los dulces sin azucar, algunos están realmente buenos.

El chocolate, despacito, deshaciéndose en la boca, poco a poco, hasta que ya tan solo queda el recuerdo en la lengua y el aroma en toda la boca. Eso sí, siempre negro. Hay que me pierdo...

Nina dijo...

¡Ay, Valentín, como te entiendo!
Yo de joven no era nada golosa, pero desde que me detectaron la diabetes el gusto por lo dulce se me ha disparado...
Creo que debe ser por aquello de "la fruta prohibida"...
Cuando me paso algún día hago como tú. Saboreo lo dulce despacito, despacito...
Esta receta de Mª Paz se ve estupenda. Se la enseñaré a Adelina, que es la repostera de mi casa, y espero que se anime a hacerla para una gran ocasión.
Un abrazo.

Pedro dijo...

Yo, a tanto no llego. Mis más sinceras felicitaciones para Mary Paz y mis condolencias para su "contrario" por tener limitado su consumo. (yo, ahora también estoy limitado pero, cuando sea mayor, pienso comerme una tarta entera "selva negra" y todos los shortbread que estén a mi alcance)
Abarzos, muchos abarzos.

SEFA dijo...

Yo tambien soy de chocolate negro, es de las pocas cosas que no puedo tener en casa porque no resisto comer todos los dias hasta que se acaba, asi que de vez en cuando me resigno sin chocolate, de momento no me lo han prohibido pero procuro controlar el consumo.La receta muy rica, un abrazo.Sefa