domingo, 10 de enero de 2010

DÍA DE GALA.

Hoy ha sido día de gala, uno de esos en los que hay que vestirse de tiros largos, ponerse corbata o mantilla y peineta. El paisaje se ha vestido de invierno.

El viernes me había llamado mi bloguera amiga Nina, que venía a Cáceres y era buena ocasión para tomarnos un cafelito y para que recogiera el premio de la lotería. A la una y media, cuando empezaban a caer los primeros copos, me ha llamado para adelantar la entrevista porque no quería demorar la salida. Nos ha sabido a poco; pero ella viene con cierta frecuencia y tampoco hay que descartar una visita mía a Fregenal.
Menos mal que se ha ido pronto, porque dos horas después estaban cortadas las carreteras. Mi hija no se ha podido ir a Lisboa. La capa de nieve es de unos diez cm.
Las fotos de la nevada las podéis ver aquí.

12 comentarios:

Narci dijo...

Sin duda ayer fue un día especial y único para los Cacereños.

Aun nos queda nieve sobre los coches y los jardines.
el museo casa padrilla aun parece una preciosa postal de navidad.

Besitos
Narci

Elvira dijo...

Cuando ví ayer las noticias y ví las imágenes de Cáceres se me pusieron los pelos de punta, que bonita la ciudad! Imagino que todo lo que tiene de bonita fue todo un caos por otra parte y más depués de leer que tuvieron que cortar carreteras!. Me quedo con todas esas magníficas fotos. Un abrazo

Pedro dijo...

Me dáis una sana envidia. ¡Cómo me hubiera gustado tomarme un cafetito con vosotros...!

MaryLou dijo...

Hola!!! habrás pensado que he desaparecido! pero es que estoy sin internet en casa y además he hecho vacaciones, así que no he podido ponerme en contacto antes contigo.
Esta devolución de la lotería es de las poquitas cosas buenas que me han pasado durante estas fiestas!!!!
Me gustaría que dieras los dos euros que me corresponden a alguna ONG. La que tu quieras.
Ojalá que podamos repetirlo el año que viene y sea más dinero para causas solidarias!!!
Qué el 2010 sea más justo para todos!!!!
Un fuerte abrazo!!!!

María

Valdomicer dijo...

Narci:
Aunque haya estado día y medio sin poder salir de casa, aunque se me haya congelado el huerto y me haya quedado sin macetas, ha sido un día especial.
Besos.

Valdomicer dijo...

Elvira:
Ha sido tremendo. La gente subió a La Montaña para hacer fotos y estuvieron sin poder bajar como hora y media, alrededor de cincuenta o sesnta coches. Luego subió una quitanieves y echaron sal; pero yo no pude salir de mi casa.
Besos.

Valdomicer dijo...

Pedro:
No sientas envidia, hombre. La próxima vez que vengas por Badajoz, nos vemos y nos tomamos una docena, aunque nos pongamos nerviosos.
O mejor aún, me cojo un avión y nos vemos en Cala Ratjada.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

MaryLou:
No va a poder ser. Mándame tu dirección, yo te mando tus 2 € y tu haces con ellos lo que más rabia te de. Anda, que no te vas a arrepentir.
No se qué te habrá pasado estos días que dos euros son una alegría; pero es mi deseo que la mala racha haya terminado ya.
Besos.

Inmaculada (Adi) dijo...

Ay, que no veo mi anterior comentario... El día menos pensado vamos a tener que poner en marcha el Google a pedales aquí en Mallorca.

He tenido problemas con mis comentarios en vuestros blogs. Parece ser que no han salido en muchos de ellos. Espero que ahora ya se haya solucionado el problema.

Y ya que estamos hablando de problemas, vaya pedazo de nevadas que os han caído, no?

Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Adi:
A mí también se me han perdido comentarios, sobre todo en un par de blogs en los que se pierden casi siempre. Los duendes, ya sabes.
La nevada del domingo fue descomunal. Hacía casi treinta años que no se veía algo parecido.
¿Has visto las fotos?.

Cocinica dijo...

Estaba convencida que te había escrito, porque las fotos de la nevada las vi y me sorprendió que fuera tan furibunda.

El paisaje está precioso, lo malo son los problemas que causa en la circulación.

Un abrazo

Perol y Mortero dijo...

Que cosa más bonita. Aquí en Sevilla también cayeron sus copitos de nieve, aunque poquita cosa. En cualquier caso toda una odiesa. No nevaba desde el año 54, así que puedes imaginar el algarabío.

Un abrazo