domingo, 5 de julio de 2009

ENSALADA DE PULPO

Que soy un enamorado de Portugal no es ningún secreto.
Me gustan sus gentes, sus tierras, sus pueblos, sus paisajes… sus vinos y su cocina.
La “salada de polvo” es un entrante, "acepipes" los llaman allí, una tapa de una sencillez asombrosa y que he tomado por las costas de la Estremadura y Leiría, desde Lisboa a Nazaré para antes de comer o acompañando a una cerveza bien fria o un vinho leve de la tierra de Estremadura.

En particular hay un sitio en que me sabe de manera especial. Es un lugar llamado "Não dos corvos" que está en "Cabo Carvoeiro", en Peniche, a unos 80 Km. de Lisboa, sitio que os recomiendo no dejéis de visitar. Es una de las maravillas del mundo.
Tengo la suerte de estar a unos 300 Km. de distancia y alrededor de tres horas y media, sin correr ¿Eh?, por lo que no me pierdo un viaje al año, como mínimo.
Y es que aparte del paseo por la península, el exquisito "arroz de marisco" del "Minhoto II", que teóricamente es para dos personas; pero que hay comida suficiente para cuatro. Eso sí, sólo ponen una langosta (dos mitades) por lo que hay que recurrir al viejo juego de "los chinos", ya sabéis: Tres con las que saques. O portarse como un caballero y cedérsela cortésmente a las señoras.

Pero sobre todo, voy a hacer compras. Acercarme a Bombarral a comprar vino. Un vino blanco, limpio, afrutado, que huele y sabe a pámpanos y que tiene una baja graduación y un precio más que aceptable, Sottal se llama.
Después a Óbidos para tomar un café en su pousada y de allí a Rio Maior a... ¡comprar sal!. Si, si, sal, como suena.

Hay en las cercanías de Rio Maior unas salinas, sitio absolutamente desconocido (Preguntar por las marinhas). Salinas a 50 Kh. de la costa. Pues sí. Hay unos pozos de agua salobre, cinco veces mas concentrada que el agua marina y de la que se obtiene una sal blanquísima que llaman "espuma de sal" y que es ideal para asados al horno ya que funde estupendamente.

La sal se presenta molida o prensada en unos bloques cilídricos con apariencia de queso, y así se llaman, queijo de sal el cual se raspa con una cucharilla para su uso en la mesa. Y, por si fuera poco, el sitio es precioso, con unas cabañas de madera realmente bonitas.
Se puede regresar en el día, eso sí, cansados, o quedarse por allí un par de días - o una semana entera- sin arrepentirse.
Va la "salada de polvo":(Mucho cuidado si piensas invitar a alguien).

- Pulpo cocido en rodajas o pedazos.
- Una caña de cilantro fresco.
- Cebolleta nueva.
- Aceite de oliva.
En una ensaladera se echa el pulpo, se pican finamente la cebolleta y el cilantro, se aliña con aceite de oliva y se deja reposar en el frigorífico alrededor de media hora.
Se sirve en rabaneras y se adorna con una hoja de cilantro. Una copita de vino blanco fresquito.
¡Bon appetit!

25 comentarios:

Mari Carmen dijo...

El recorrido turístico es fantástico, no conozco estos lugares, así es que me ha encantado que hables de ellos. Del pulpo paso, que no me mola, pero te cojo un cachito para mi marido, que es todo un fanático. Besitos.

swyx dijo...

Como mola, ¿no? (interrogante abierta exclusivamente para ti, ;) ) Y la ensalada de polvo también tiene buena pinta aunque aquí sea carísima de hacer debido al precio estratosférico de dicho cefalópodo.

A ver si tuviera suerte de que me saliera una oferta de trabajo en Portugal de lo que estoy haciendo (por cierto, ya estoy en casa) y gozo de esa gastronomía que tan contento nos muestras.

La comida austríaca bestial. Muy recomendable (por lo menos la del hotel donde estuve).

Valdomicer dijo...

Mari Carmen:
No te pierdas pasar unos días en Portugal, no es nada caro y en el precio de los hoteles va siempre incluído el desayuno.
Siento que no te vaya el pulpo, a mí, ya sabes... el bichejo...
Besitos.

Valdomicer dijo...

Swyx:
Hombre, no te puedes quejar de viaje, que tu, a juzgar por las fotos que publicas, también estás disfrutando de unos paisajes idílicos.
Aquí también es caro el pulpo, sin embargo en Portugal tiene un precio aceptable. De todas formas no hay que asustarse, que no es un plato de fondo, sino una simple tapa. Creo que mas de eso no sería capaz de comer.
¿Debo interpretar que ya estás de vuelta?. Creí que no regresabas hasta Septiembre. Explícame.
Ya nos dirás en qué consiste esa cocina austríaca.

Nina dijo...

A mí también me gusta Portugal.
Sus gentes son encantadoras, sobre todo las del Baixo Alentejo, y su bacalao y sus postres un punto y aparte...En cuanto a los vinos me encantan los de Reguengos y el famosísimo Oporto, pero hacen un licor de almendras amargas que me entusiasma. Se llama amarguinha (creo que se escribe así) y, después de una copiosa comida, sienta de muerte...
Un abrazo

swyx dijo...

Yo también creía que no volvía hasta septiembre, pero mira, ha habido un cambio de planes y ya estoy aquí. La semana que viene o esta mismo, para bien, se supone que tengo que ir a Marbella con ellos a terminar lo que sería el curso de español. He publicado todo en mi blog.

En cuanto a la cocina austríaca, qué puedo decir... con los mismos ingredientes que aquí los platos sabían de manera distinta. Con más contundencia y fundamento que diría Arguiñano. Cierto es también que estuve en un hotel de cuatro estrellas y comía como un cliente más: menú hecho por un chef profesional. Aunque imagino que en las casas, bares y demás, todo sería más o menos parecido. El knödel (que me costó diez días aprender a pronunciar) era una cosa típica de allí y es una especie de albóndiga de masa con trozos de algo verde que creo que eran espinacas que podía ir sola o envolviendo carne. Una cosa curiosa, vaya. Había también una gran knödel o una cosa así que era dulce y se ponía como plato principal para cenar.

Si tengo que deciros la verdad, una cocina sabrosa, algo más fuerte que la de aquí y que, bueno, yo que soy comedor y eso, me dejaba con hipo todas las comidas de bien que me caía y me hizo ganar dos kilos en dos semanas. Muy recomendable. Si podéis, id allí pero procurad tener a alguien que sepa alemán, porque sino, estáis vendidos.

Pedro dijo...

Tratandose de langosta,
no hay caballero que valga,,,
¡Nos la jugamos a "chinos"!
¡Pido tres con las que salgan!

Y si se trata de gambas,
"cara o cruz" es la cuestión.
Si sale cruz, pierdes tú
y si es cara gano yo...

Como verás, Valentín,
en cuestiones de papeo,
soy voraz depredador
y olvido mi galanteo.

¡Un abrazo, "figura"!

carmenpiva dijo...

Pues sí, descanso los dos mesecillos que para trasiego, el que me traigo en el curso.
Pero hoy te voy a contar que NO trabajo con infantes, tengo desde 16 años hasta el infinito, así que en ese sentido no me estreso. Trabajo pero no mando callar, que siempre vale.
A mí sí que me "mola" el pulpo, así que me llevo otro trocín.
Un saludo muy cordial y sigue disfrutando de tus andanzas.
Carmenpiva

Ernestina tina777 dijo...

Que fotografias y que paisajes me creo estes enamorado de Portugal yo por mala suerte no lo conozco y estoy muy lejos, así que seguro que tardare en conocerlo.
Besos.

Zulma dijo...

Hola Valdomicer, disculpa que no te he dejado comentarios , pero tengo problemas con internet
Que envidia ,sana por supuesto, el poder estar cerca del mar.
Muy interesante todos tus post, las carnes en galantina ,me la llevo para hacerla en cualquier momento ,nuestros ancestros si que sabian utilizar los elementos que tenian a mano , y preparar unos platos maravillosoa para alimentar a su prole.
Besos

ana dijo...

Mi querido amigo, que llevo semanas alejada de la lectura. Ya sabes, motivos de trabajo y falta de tiempo, que no de ganas.

Como siempre, es un placer venir aquí hoy enseñandome un lugar, de esos que te dan ganas de ver en directo. Madre mía cuánto me queda por ver.

Y el Pulpo me encanta, y esa tapa tiene una pinta, aunque ahora esté con mi té.

Un beso muy fuerte.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Qué lindo paseo, amigo! Nos alegramos mucho por ti, porque disfrutas tanto de la vida, eso es muy bueno y recomendable.
¡¡Sigue disfrutando Valdomicer!!

Abrujandra dijo...

Hola Valentín, pero qué belleza de lugares...un pueblo tranquilo, el mar cerca, buen vino, buena comida...ahhh eso es vida.
Saludos y cariños.

Celes dijo...

Estupenda recetilla....

Bsss

Celes dijo...

Vuelvo a ser yo. Espero que estes bien, veo que esta entrada es del 5 de Julio..

Bsss

Valdomicer dijo...

Nina.
Swyx.
Pedro.
Carmenpiva.
Ernestina.
Zulma.
Ana.
Chuquis.
Abrujandra.
Celes.
A Todas y todos:
No me pasa nada. Es que han estado aquí los ingleses. Tuve que ir a recogerlos a Málaga y, ya comprenderéis que les tengo que dedicar el mayor tiempo posible.
Además..... Estoy vago.
¡Qué le vamos a hacer!.
También os debo un paseo por cada una de vuestras casas.
Enseguida estoy con vosotros. Ya veréis.

Tita dijo...

Excelente crónica, y recetilla además ¡adoro el pulpo!

Hacía mucho que no te visitaba. También estuve vaga.

Un saludo

Celes dijo...

Que alegria leerte, jijiji, se te echaba de menos.

Besos y buenas noches.

TuBanda.Com.Ve dijo...

Que paisaje!!

Valdomicer dijo...

Tita.
Celes.
TuBanda:
Gracias por vuestros comentarios.

Cocinica dijo...

Me has puesto los dientes largos, por el pulpo y por el viaje.

Besos

La mambalina dijo...

Realamente interesant la entrada Valdo!, gracias por el apunte!

besos compostelanos!

lamam

Valdomicer dijo...

La mambalina:
De nada.

FERNANDO SYRAH dijo...

Muy interesante............y todo lo que tenga que ver con el mundo de la sal me hace abrir las orejas.........
Por cierto, en breve voy a pasar unos dís con mi familia en Lisboa (mi primera visita); dados tus conocimientos de la zona, agradecería recomendaciones.......
Saludos.


FERNANDO SYRAH (http://vinogastronomiayviajes.blogspot.com)

Apicius dijo...

Muy interesante esta sal, yo conozco las salinas de Castro Marin en el Algarbe.
Portugal me gusta, conozco a sur de Cabo Sines, El area de Lisboa y al Norte de Oporto, incluida esta ciudad.
Como bien dice, las gentes son maravillosas y que decir de su comida, ¡Excelente!
Saludos