lunes, 16 de marzo de 2009

VIAJE A LAS HURDES

El sábado fuimos de excursión. Los antiguos compañeros de instituto de mi mujer, muchos ya jubilados, hicieron una piña, más que amistad cuando recibieron el encargo de crear un instituto de la nada. Ahora nos reunimos para comer como lo que somos, señores.
Esta vez nos hemos ido a Las Hurdes con la sana intención de comer cabrito. Esa tierra, auténtica maravilla, paradigma del abandono en otros tiempos está ahora, con la nueva autovía a dos horas de viaje. Hace unos años habría sido un viaje al fin del mundo.
Alquilando un microbús nos dimos la oportunidad de hacer el viaje juntos y charlando además de eludir el famoso globito.

Plaza mayor de La Alberca.

Nos acercamos a La Alberca, en la provincia de Salamanca. Sitio bonito de verdad y bien cuidado. Un día primaveral llenaba el sitio de turistas y la tradición el lugar de leyendas. Hemos subido por el lado “malo”; pero espectacular, Valle de Las Batuecas arriba. Merece la pena.

Visita, compras, cervecita y vuelta a Riomalo dónde habíamos encargado una paleta de cabrito por persona.

Una de estas por persona.
De primer plato pedí un plato típico de Hurdes y Sierra de Gata “limón hurdano” o sea una ensalada de limones. (Como lo oís). Riquísima. Cuando la haga, si me queda bien, publicaré la receta.

La famosa ensalada de limones
Tras la comida, paseíto por las orillas de río Ladrillar para ver los meandros y rebajar el banquete.

El río Los Ángeles a su paso por Piofranqueado.
Si tenéis ocasión, no os lo perdáis. La comarca está llena de casas rurales, campings y otros alojamientos, llenos, por cierto, este fin de semana. Además, muy barato todo.

7 comentarios:

ana dijo...

Preciosas las fotos.
Seguro que lo pasasteis genial.
Y menuda comilona, me está entrando hambre, casi la hora de cenar. Que buena pinta ese cabrito.
Un besazo

Celes dijo...

Hola soy Celes, lo del vino es una gran idea. Gracias por la visita

Carlos Noceda dijo...

¡¡Viajar así da gusto!!
¿el viaje fue por el cabrito o por el maravilloso paseo?
No lo tengo muy claro :-)

Un saludo,

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Qué lindo, anduviste de paseo!... ¿qué regalo nos trajiste?, se estila traer presentes a los amigos.
La foto del plato nos despertó el apetito... bah, ¿a quién queremos engañar?, ¡¡siempre está despierto!!
Un abrazo.

Pedro dijo...

¡Y gracias a qué, pudiste hacer este viaje...? ¡A haber acertado el anagrama!
Esta noche lo he puesto un "poquitín" más difícil, pero el premio es "tocable" (tangible sería demasiado)
Cuando vivía en Talavera de la Reina, mi contraria y yo solíamos ir a comer al valle del Jerte (Garganta la Hoya) y yo también me metía entre pecho y espalda alguna "guarrería" de esas.
(¡Dios mio, se me hace la boca vino de pitarra...!)
¡Bueno, que te espero con tu sapiencia resolutiva!
Un abrazo.

Inmaculada (Adi) dijo...

Buenos días y gracias por la felicitación.
Magnífica la excursión por Las Hurdes, mi abuela paterna era de la parte cacereña de aquella zona, pero yo nunca la he visitado. Algo que tengo pendiente.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Ana:
Gracias por tus elogios; pero todo el mérito de las fotos está en la máquina. Y no fue una comilona, fue un auténtico banquete.

Celes:
A mí me parece mejor idea la del pan.

Carlos:
El motivo era el cabrito, el paseo iba en el precio.

Chuquis:
Por supesto que os traje un regalo, podéis pasar a recogerlo en vuestro próximo viaje a Cáceres.

Adi:
No debes tardar en venir a la tierra de tus ancestros, es realmente bonita. Yo la recorrí a pie en los años ´60, siendo un chaval y no la olvidaré nunca.
Merecerá la pena el viaje.


Pedro:
Pedro, Pedro, Pedro. No has dado ni una. El Valle del Jerte te queda un poco a trasmano desde Talavera. Irías a la Vera. Supongo.
Y el pueblo es Garganta la Olla. No te preocupes, todo el mundo se equivoca.
Después de sesuda meditación, he llegado a la concusión de que te debo absolver y te absuelvo.

Un abrazo.