martes, 10 de junio de 2014

LA CERECERA.

Hace poco más de dos meses disfrutábamos del paisaje excepcional del Valle del Jerte  cubierto por un manto de flores.
Ahora ha llegado el momento de la cosecha, que dura desde el mes de Mayo hasta finales de Julio, que vamos a  adornar con un a serie de actuaciones: Jornadas Gastronómicas, Ferias, Degustaciones y catas, actividades deportivas, juegos y concursos, música, artesanía... que denominamos "La Cerecera". Este año abarcará desde el día 28 del pasado mes de Mayo hasta el día 8 de Agosto.
He tenido el honor de ser invitado, en mi calidad de bloguero cocinero, a uno de esos eventos gastronómicos.
El pasado domingo, día 8 de Junio, junto a otros blogueros: @carmelo_cocina (La cocina de Aficionado) @TheSpanishFood (The Spanish Food),  @mosgourmet (MOSgourmet) @minues (directopaladar) @pepekitchen (Pepe Kitchen) y un servidor @Valdomicer (Andanzas y rutinas) participamos en el "Showcooking" que ofició el  chef Jesús Almagro @jesusalmagro en las instalaciones del Hotel-Balneario "Valle del Jerte", organizado y patrocinado por la DOP Cereza del Jerte.
El chef había sido retado a elaborar un plato utilizando seis productos con Denominación de Origen en Extremadura. (Corderex, Aceite Gata-Hurdes, Pimentón de La Vera, Torta de La Serena, Vino de la Ribera del Guadiana y, por supuesto, Cereza del Jerte), además de un postre que incluyera la cereza jerteña.
Presentó el acto el Sr. Presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Don José Fernández García.
Para superar el primer reto una  "Pieza de cordero confitado con queso líquido de La Serena, confitura de picotas y migas extremeñas". El segundo fue "Picota sobre picota", elaborado exclusivamente con cerezas del Jerte en siete texturas diferentes.
Comenzó Jesús Almagro con un emocionado recuerdo a su amigo Darío Barrio fallecido trágicamente hacía solamente unas horas.
A continuación elaboró un exquisito plato en que se lució empleando una de las partes menos nobles del cordero, el cuello (no se atrevió a denominarlo "pescuezo"), y lo nombra en el título como "pieza". Lo elaboró con éxito, que no es posible imaginar la delicadeza, la textura, la ternura y el sabor que puede proporcionarse con paciencia y sabiduría a tan denostada porción de carne.
Para el postre, culis de cereza, desecada, deshidratada, en gelatina, en helado... así hasta siete texturas distintas rematadas con un caramelo de violeta y cereza de original factura.
No dudó el chef a la hora de someterse al interrogatorio de los presentes, cuyas preguntas giraron, sobre todo en el interés despertado por el programa de Tv. "Top chef".
A continuación fuimos agasajados con una comida en el restaurante "Piconegro" del Hotel-Balneario  y obsequiados con una caja de cerezas de las de lujo, vamos.

4 comentarios:

Contando los sesenta dijo...

Dura vida la del bloguero gastronómico.

Jaime J. Fenollera dijo...

Buen aspecto el de ese pescuezo...

Tita dijo...

¡Qué maravilla! muero de envidia arggggggggggggggggggggggggggggggggg jajajajajajajajaja

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Me alegro de que celebraráis en tan bello lugar esta jornada entre amigos en la cual pudísteis compartir tanto. Gracias por extenderlo a los lectores de tu blog