miércoles, 15 de agosto de 2012

Lo que las redes unen y el cariño ata.


"Empiezo a sospechar que internet se inventó para que pudiéramos conocernos personas que, de otro modo, no nos hubiéramos encontrado".
Esto decía Mery (La de la tiza) después de la fiesta sorpresa que le habíamos preparado para celebrar su jubilación.
En Marzo nos habíamos encontrado en Madrid y no nos dijo nada, tal vez no había tomado todavía ninguna decisión. En Mayo, estando nosotros en Inglaterra, recibí un mensaje suyo en el que anunciaba que se jubilaría a finales de Julio y una promesa: "Tenemos que celebrarlo", dijo.
Tomé su palabra y, al regreso, me puse en contacto con su familia más cercana para preparale una fiesta sopresa de las que no se olvidan.
Y allá hemos ido, a tierras catalanas a cumplir con el deseo de celebrarlo con ella y con los suyos, pasando previamente por Zaragoza para encontranos con Pilar (Abalorios) y su marido y hacer el viaje hasta Tarragona juntos y, de paso, degustar una excelente lubina a la sal y unos gin-tónics perfectamente preparados.
Como era de suponer, fue una sorpresa absolutamente inesperada para Mery, que no daba crédito a lo que estaba sucediendo: En el viejo cine del pueblo la esperábamos una treintena de personas entre parientes y amigos y algunas ausencias inevitables.
Tras la comida,las copitas y el baile y más tarde, la conversación y los chistes, que la risa es el mejor yoga y el más seguro método de relajación que pueda existir. Así hasta la madrugada.
El día siguiente, visita a Tarragona, ciudad que aún no conocíamos y banquetazo a base de mariscos y arroces en un restaurante de la zona del puerto.





6 comentarios:

La de la tiza dijo...

Un mes, casi, llevo esperando tu relato de los hechos. Un mes saboreando el regusto de disfrutar de tantos afectos juntos. Un mes sin encontrar las palabras para agradecer tanto esfuerzo conjunto. Por GRACIAS, así con mayúsculas, no le hace justicia a tantas emociones.
¡Bendito interné que ofrece la oportunidad de establecer lazos con personas como vosotros!
¿He dicho gracias? Pues repito.
Un abrazo.

La de la tiza dijo...

Un mes, casi, llevo esperando tu relato de los hechos. Un mes saboreando el regusto de disfrutar de tantos afectos juntos. Un mes sin encontrar las palabras para agradecer tanto esfuerzo conjunto. Por GRACIAS, así con mayúsculas, no le hace justicia a tantas emociones.
¡Bendito interné que ofrece la oportunidad de establecer lazos con personas como vosotros!
¿He dicho gracias? Pues repito.
Un abrazo.

Pilar dijo...

Ya estaba tardando la crónica, pero mejor, así de la mano de tus palabras hemos podido disfrutarlo de nuevo.

(transmito el piropo a la lubina)

besos muchos

swyx dijo...

Menudo sorpresón le daríais a vuestra amiga!

Y es que, a pesar que muchos no lo ven, internet si que es verdad que une (aunque a veces no salga bien).

Tita dijo...

¡Viva interné! ¿quien os lo iba a decir? pues eso ¡hermoso!

Besos

ODRY dijo...

Me cachis, esa me la perdí, pero es lo que tiene seguir trabajando y que te quede mil años para jubilarse, en fin con paciencia y mucha envidia.

Un besote a todos, que están echos unos chavales.