domingo, 28 de agosto de 2011

MIGAS DE CUSCÚS.

Hemos tenido un mes de agosto algo más que fresquito si exceptuamos dos días. Empezó con agua y termina con frío.
Tanto que, no recuerdo quien, me ha sugerido preparar unas migas de primero para comer. No es nada excepcional, en muchos restaurantes y bares de tapas las tienen en sus cartas todo el año y además "la orilla", que diría mi abuela, está para ello.
Problema: No hay pan suficientemente asentado como para preparar migas para tanta gente (13 en la mesa), al menos pan decente para hacerlas. La baguette de turno no es apta para hacer migas, estas requieren hogaza o, al menos, pan candeal.
Recuerdo que Dolita ha publicado recientemente una receta de cuscús con chorizo y que a mí se me antojaron migas. Rebusco en su blog y las encuentro. (Dolita: Te fusilo la receta). No les puse el huevo frito, aunque le habría ido de maravilla.
La receta, para cuatro personas, es tal que así:
- 2 dientes de ajo. O tres, o cuatro
- 1/2 pimiento rojo.
- 250 gr. de papada (barbada) ibérica. En su defecto se puede utilizar panceta fresca.
- 250 gr. de chorizo ibérico de guisar. (Mi madre habría puesto cantimpalos).
- 4 lonchas de bacon.
- 250 gr de cuscús.
- 1/4 l. de agua
- 1 cucharada de pimentón y un chorrito de aceite.
Pelamos los ajos. Cortamos el pimiento en cuadraditos de 1X1 cm. Hacemos lo mismo con la papada  y el chorizo (sin piel, por supuesto).
Las migas, tradicionalmente, se hacen en un caldero, en su defecto, cualquier cacerola nos vale.
En la cacerola se pone un chorrito de aceite y en él se fríen el chorizo y la papada. Se sacan y se reservan.
En la grasa resultante, se confitan los ajos pelados y cortados en dos mitades y los trozos de pimiento. Se sacan y se reservan.
Se aparta del fuego y se le añade el pimentón. Se retira en un tazón o bol y se deja templar.
En la misma cacerola, se pone a hervir el agua con una pizca de sal y un par de cucharadas de la grasa que habíamos reservado. Cuando rompa el hervor, se aparta del fuego y se le añade el cuscús, se remueve con cuidado y se deja reposar cinco minutos, hasta que haya absorbido todo el agua.
Se acerca de nuevo al fuego, se le añade el resto de la grasa y se remueve durante tres minutos más. Se le agrega el ajo, el pimiento, la papada y el chorizo y se aparta del fuego.
Cristalizamos el bacon como ya sabéis: un plato, papel absorbente, el bacon, más papel, otro plato y.... al microondas. Recordad, y esto es muy importante, que el papel hay que despegarlo en caliente, que como se enfríe, se queda pegado para siempre. Lo utilizamos para adornar.
Queda bueno de verdad y más ligero que las migas de pan. Creo que. en lo sucesivo, las migas van a ser así.

25 comentarios:

MaryLou dijo...

Qué ricas las migas!!! yo las hago de pan y de sémola de trigo, pero las que más me gustan y todavía no me he atrevido a hacer son las de harina de maiz, "panizo" que decía mi abuela. Ella las hacía tan buenas... Tengo apuntada su receta, es cuestión de perder el miedo!
Besicos

MaryLou dijo...

Ah! se me olvidaba decirte que las migas te han quedado divinas, pero sobre ese plato no tiene mucho mérito... ja,ja,ja... el plato es precioso!!!!!

Nora dijo...

Tienes recursos para todo, qué original, además la presentación es 5 tenedores.
Un besito

Contando los sesenta dijo...

Cierto es, Valentín, tienes recursos para todo. A mí también me parece que en adelante las migas siempre van a ser de cuscus. Lo que no sé es si seré capaz de darle ese acabado

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Es una idea estupenda, me la anoto, a mi el cous-cous ,me encanta.

Besines

Canoso dijo...

uy, esta si que la pruebo que llevo con antojo de migas no sé desde hace cuanto.

Abrazos.

Tita dijo...

Nunca he hecho migas,ni cuscus, asi que creo que esta es buena receta para estrenarme en ambas.

Preciosa foto y presentacion ¿como haces tu marca en la foto?

Carmen dijo...

Pues tiene todo el aspecto de unas migas "de verdad"
Me encantan las migas y también el cuscús, asi es que probaré tu receta.

Un beso

ODRY dijo...

Esta tarde sin falta me voy a comprar cuscus, no le digo más.

Un besazo.

SEFA dijo...

El nombre del plato me ha parecido"exótico", pero despues de leer el modo de hacerlo y la foto, dan ganas de ponerse el delantal y cocinarlo.
Lo del frio de agosto sera guasa no?
porque por aqui hemos pasado de 41º grados.
Supongo que Lia estara preciosa.
Un abrazo. Sefa

FERNANDO SYRAH dijo...

Gran idea

Pedro dijo...

Yo había dejado un comentario en esta entrada pero o los duendes de la Informática se lo han comido o no apreté bien el botón correspondiente...
¡Vaya usted a saber!
¡Bueno, que me gusta la idea!
(y esta vez me aseguraré que queda plasmado mi comentario)

Pilar dijo...

Y que luego digan que no se puede ser fisno y elegante con pan!!!

Preciosa foto, y rica receta.

besos

Valdomicer dijo...

MaryLou:
El cus cús es sémola de trigo, la receta de tua abuela con harina de maiz nos la tienes que contar.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Nora:
El mérito no es mío, es dee Dolita, que me lo inspiró.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Contando los sesenta:
¡Claro que si!, si es muy fácil. Ahora el cus-cús requiere solo la rehidratación, ya viene precocido. Basta con seguir las indicaciones del fabricante.
Inténtalo.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Maria Pilar-COCINICA:
Verás como queda bien.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Canoso:
No te las pierdas.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Tita:
Pues, venga, apresurate que el tiempo pasa volando.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Carmen:
Prueba y cuéntanos.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Odry:
¿Cómo te quedaron?.
Un besino.

Valdomicer dijo...

Sefa:
¿Por qué exótico? El cus-cús, o alcuzcuz, se cosunmió en España habitualmente hasta el S XVII. Después se perdió la tradición.
Un besito de Lía.

Valdomicer dijo...

FERNANDO SYRAH:
Ya digo que la idea no es mía, que es copiada.
¿Te veremos por Cáceres en el Liqüid?
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Pedro:
La misteriosa desaparición de comentarios en el limbo de interrnet es habitual, lo extraño es que todavía no te hayas acostumbrado a ello.
Un abrazo.

Valdomicer dijo...

Pilar:
A pesar de que Lía traía un pan debajo del brazo, (que se lo vide ayer).
Un besino.