sábado, 28 de febrero de 2015

TORTILLITAS DE SURIMI.

Hace ya un par de años o tres que no vamos; pero hasta hace poco, íbamos todos los años a pasar unos días a la provicia de Cádiz (Jerez, Puerto de Santa María, Rota...) por el otoño y siempre hacíamos visita a Sanlúcar de Barrameda para comprar vinos en alguna de sus bodegas y tener surtida la nuestra con vistas a la Navidad.
Comprábamos además, algunas cosas difíciles de encontrar (ahora ya no tanto) por estos pagos: Harina de garbanzos, algunas especias y siempre varas de nardo que parece que por allí florecieran todo el año.
Por supuesto, para comer, nada mejor que recorrer los mesones, bares y tascas de la zona centro para probar las especialidades de cada sitio, entre las que no podían faltar los langostinos y las típicas tortillitas de camarones.
Basándome en ellas, cuando hago algún pescado rebozado a la romana, con el huevo y la harina que han sobrado preparo estas tortillitas que, a falta de camarones, utilizo unos palitos de surimi de los de toda la vida.
Adelanto que la harina de freir la preparo con una mezcla de harina de trigo y harina de garbanzos mezcladas, aunque lo habitual es que compre la mezcla ya hecha.
Ingredientes:
Huevo batido y harina sobrantes de haber frito pescado.
Un diente de ajo.
Una cucharadita de perejil picado.
Un chorro de cerveza (O una cucharadita de levadura de cerveza).
Unos palitos de surimi.
Se desenrollan los palitos y se separan las fibras.
Se mezclan la harina y el huevo batido. Se añaden el ajo muy picadito, el perejil, la cerveza y los palitos desmenuzados, se le agrega la cerveza y se deja reposar unos minutos. Debe quedar una pasta ligeramente líquida.
También le pongo un poco de azafrán o de colorante alimentario.
En el mismo aceite en el que hayamos frito el pescado, vamos echando cucharadas de la mezcla, les damos la vuelta y las pasamos a un papel absorvente.
Las servimos en la misma fuente que el pescado.
Confieso que, con frecuencia, tengo que agrandar la mezcla con otro huevito más.
Pecado venial donde los haya.

3 comentarios:

Contando los sesenta dijo...

Qué idea más buena. Incluso hecho propósito. Esto cae, seguro.

Valdomicer dijo...

Contando los sesenta:
Cocina de aprovechamiento. Todo el mundo reboza merluza alguna vez.
Un besino.

rosa maria gandarias dijo...

Buenas noches D. Valentín: yo también aprovecho el sobrante de huevo y harina cuando albardo la merluza, pero sólo le echo ajo picadito y perejil, así lo hacía mi ama, pero tomo buena nota de su receta y a falta de camarones...
Un saludo.