domingo, 31 de marzo de 2013

LASAÑA DE SETAS.

Me llama mi sobrina y me dice que vienen a pasar estos días de vacaciones por estas tierras y que les haga un "laíno" en mi mesa.
Tengo el menú preparado desde hace días, mi hija ha estado cenando en un restaurante en el que ha probado una lasaña de setas que le pareció exquisita, me la describe y me atrevo con ella.
El problema es que el compañero de mi sobrina es intolerante a los cereales y no puede comer pasta ni tampoco la besamel que la acompaña. Ya lo tengo todo preparado y solo me queda recurrir a la imaginación para dar salida al problema,  le voy a preparar lo mismo que para los demás pero sustituyendo la pasta por patata. Un milhojas de patatas y setas. Ni pasta, ni besamel.
El segundo plato lo prepara Pepe, unas carrilleras de ibérico al oloroso; pero la receta se la pedís a él.
Y de postre, un habitual en esta familia: Croquetas de arroz con leche.
Para la lasaña de setas:
8 Láminas de lasaña.
1Kg. de setas variadas. (champiñón, seta de ostra, seta de cardo, portobello...)
1/4 Kg. de salsa de tomate.
Salsa besamel. (La cantidad necesaria para cubrir la lasaña).
Queso rallado.
Aceite de oliva, sal.
Cortar las setas en pedazos de tamaño mediano. En una cazuela con un poco de aceite, guisarlas hasta que suelten y evaporen casi toda su agua, agregar la salsa de tomate y continuar guisando hasta que alcancen el punto deseado.
Preparar las láminas de pasta siguiendo las indicaciones del fabricante.
En una fuente de horno se va montando la lasaña alternando las láminas con la farsa, terminando con una capa de pasta.
Cubrir con la besamel y el queso rallado. Poner al grill hasta que el queso se haya derretido y tostado ligeramente.
Para hacer el milhojas corté una patata en rodajas de 4mm. de espesor, las salé y las embarduné con aceite de oliva. Las puse en el microondas alrededor de cinco minutos, hasta que ví que estaban suficientemente blandas y que podía trabajarlas sin que se rompieran.
En una fuennte de horno, fui colocando sucesivamente capas de patata y de setas que había apartado del guiso anterior, y le puse una cucharada de tomate frito por encima. La metí en el horno solo un memento para que se atemperase. No la cubrí con queso porque tampoco puede comerlo.
Por último, la croquetas de arroz con leche. Se trata de preparar un arroz con leche que quede bastante seco como para hacerlo bolas y que se mantengan. Se pasan por harina, huevo y galletas ralladas.
Se fríen el la sartén... y listas. Se pueden espolvorear con azúcar glas y canela molida.

8 comentarios:

doris dijo...

Pues nada pásalo muy bien con tu sobrina y seguro que con el cariño que le pones a estos menesteres saldrá muy contenta.Un abrazo y a disfrutar.

Teresa J. dijo...

Siempre he dicho que para la cocina se necesita imaginaciòn y creatividad y eso a ti te sobra,has logrado hacer una òptima receta usando solo el ingenio.Un abrazo

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Puedes con todo Valentín, eres un gran chef.

Un beso

Sefa dijo...

Una comida completa, me la llevo, las croquetas me han encantado, bsssss.Sefa

Pilar V dijo...

Que rico todo!

Qué bien tener un laito en esa mesa.

besos

Contando los sesenta dijo...

Me encuentro este menú suculento cuando vuelvo de unas minivacaciones en las que, como no ha acompañado el sol, nos hemos alargado en la mesa y sobremesa. Estoy para verduritas y desgrasadas. Pero tiene todo tan buena pinta que juraría que mi ordenador huele a comida rica. Me lo anoto y lo haré en mejor momento.
Añado como Pilar, dichosos los que participan de esa mesa.

LA CASA DE LALAINA dijo...

Esplendida comida me gusta todo lo que has preparado..
Saludos

swyx dijo...

Está chula la receta pero lo que más me ha gustado es que llamas "farsa" al relleno que va entre piso y piso. Curioso.